Results for: cordero Search Results
Family Filter:
14:59
*******www.youtube****/watch?v=l_WFOHROIWs ADQUIERE YA LA NUEVA PRODUCCION DEL GRUPO INSPIRACION adquierelo en: ********itunes.apple****/us/album/inspiracion-transiciones-introduccion/id594242745?i=594242747&ign-mpt=uo%3D4 LA NUEVA PRODUCCION CONTIENE LOS SIGUIENTES TEMAS: --CD 1-- 1.Inspiracion Transiciones 2.Libre (Introduccion) 3.Libre 4.Armados para la batalla 5.Leon de la tribu de Juda 6.Mi corazon se Regocija (Adoracion) 8.Aleluya 9.El me levantara 10.Que tu gloria 11.Santo *Bonus MP4 Video Conmemorativo --CD 2-- 1.Oh Senor te alabare (introduccion) 2.Oh Senor te Alabare 3.El es Grande 4.Con su poder se Levanto 5.Regocijate y canta 6.Fresca Uncion 7.El Espiritu de Dios 8.Hazme Brillar Senor Intro. 9.Hazme Brillar Senor 10.El Senor es mi Rey 11.Cordero 12.Vine Adorar a Dios 13.Santo, Santo, Santo 14.Cristo esta Aqui 15.Te damos Gracias 16.Porque Tu eres mi Roca 17.Te Exalto 18.Dios esta Aqui 19.Ahnelo Sentir Tu presencia Senor 20.Gloria "Grabado en vivo, Febrero 24, 2012" --Centro de Un Gran Avivamiento-- Ministerio Llamada Final Inspiración Transiciones Grabado en vivo en Ministerios LLamada Final Central durante la inauración del Centro De Gran Avivamiento con Apóstol Dr. Otto Azurdia, Tony Perez, Fito Delgado y Grupo Inspiración Escenas en este video de las diferentes producciones de Grupo Inspiración, de los inicios en La iglesia de Huntington Park, tambien en Inglewood y en Downey.
25 Jan 2013
5300
Share Video

4:58
¿Qué debo hacer para ser salvo? -UN AUTOEXAMEN- Ya que la evidencia de salvación genuina es la presencia del Espíritu Santo en el individuo, ¿cómo se puede verificar esto? ¿Cómo podemos estar razonablemente seguros sobre nosotros, así como sobre otros, sin ser culpables de juzgar? Para contestar esto, tomemos primero nuestro propio caso; hay varias “pruebas’’’ que podemos tomar para determinar Su presencia en nosotros: (todas las citas bíblicas son de La Santa Biblia Reina-Valera, revisión de 1960). 1. Romanos 8:16 nos dice: “El Espíritu mismo [entonces] da testimonio a nuestro espíritu, [asegurándonos] de que somos hijos de Dios’’. ¡Primero que todo, tenemos el testimonio inconmovible dentro de nosotros! El Espíritu de Dios que mora en nosotros constantemente nos asegura que pertenecemos a Jesucristo. “Sabemos’’ por intuición que esto es un hecho. 2. Todo el libro de Primera de Juan fue escrito como una “prueba’’ para determinar la realidad de la salvación. El versículo tres del capítulo uno nos dice: “Lo que hemos visto y [nosotros] oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión [que es la marca que distingue a los cristianos] verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo’’, el Mesías. La comunión que disfrutan los cristianos genuinos es prueba positiva de la salvación. Aquellos que dicen creer en Cristo, pero sin embargo raramente asisten a la iglesia para adorar a Dios y asociarse con otros creyentes, ¡posiblemente se están engañando a sí mismos! ¡Un cristiano que ha dado marcha atrás puede mantenerse fuera de la iglesia y lejos de otros creyentes, pero les garantizo por experiencia de primera mano que nunca habrá un momento en que se sienta cómodo con ello! Del otro lado de la moneda, el versículo 8 enseña que si negamos la existencia del pecado dentro de nosotros, la Verdad no está en nosotros. El versículo 3 del capítulo dos nos enseña que somos genuinos y “crecemos en gracia y conocimiento de Cristo’’, si guardamos sus mandamientos. El versículo 10 nos enseña que somos de Cristo si amamos a los hermanos. Una vez más aquellos que se ausentan habitualmente de la casa de Dios y no hacen claro que aman estar cerca de los hijos de Dios, tienen mucha posibilidad de ser cizaña y no trigo. El versículo 15 nos enseña que si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. “Cristianos mundanos” es casi una contradicción de términos y aquellos que dicen creer en Cristo, pero todavía se aferran al sistema de valores de este mundo, son sospechosos. 3. 1 Juan 5:13 nos informa que el libro entero de 1 Juan fue escrito de modo que podamos saber que tenemos vida eterna en Cristo. 4. La Palabra de Dios nos enseña que la Biblia es incomprensible para el “hombre natural’’; Ella es un libro espiritual y la persona que no es salva no sólo esta ciega espiritualmente, sino que 1 Corintios 2:14 nos dice que “es incapaz’’ de saber aquello que se discierne espiritualmente. ¿Entiende usted la Biblia? ¿Tiene sentido para usted y le habla a su corazón? ¿Lo declara culpable de su pecado y le enseña el camino correcto? ¡Si usted puede contestar de veras que “sí’’ a estas preguntas, usted es un hijo de Dios y el Espíritu Santo mora en usted! ¡Si no puede contestar verdaderamente que “sí’’ a estas preguntas, entonces usted probablemente no es salvo y necesita ir al final de esta página al mensaje de Salvación y repasar los pasos en honestidad y sinceridad de corazón de modo que usted pueda ser salvo! “Usted tiene que nacer de nuevo’’ La Biblia es bien clara en cuanto a la necesidad de que la persona tiene que “Nacer de Nuevo’’ si quiere recibir la vida eterna. Jesús usó este término, en Juan 3:3-7, cuando le dijo a Nicodemo: “Tienes que nacer de nuevo’’ para entrar al Reino de los Cielos. Ya que esta necesidad es tan crítica, Satanás ha atacado con todo su poder por dos mil años, causando que la mayoría de las iglesias “cristianas’’ dejen de enseñar esta doctrina, aunque nadie puede ser salvo sin experimentar esta maravillosa conversión espiritual. Sin embargo, el arma más efectiva de Satanás contra los Nacidos de Nuevo ha sido, y es aún , la confusión. Afortunadamente, en forma amorosa Jesús hizo este proceso de transformación muy simple, tan simple que incluso aquellos que son retardados o poco educados puedan comprenderlo. Hay varios pasos para ser Nacido de Nuevo, que se enumeran más adelante: 1. Entienda que TODOS los hombres que han nacido son pecadores. Romanos 3:23, dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios’’. Este mensaje de que todos los hombres son pecadores es ampliamente repetido a través de la Escritura. Esto significa que usted es un pecador a los ojos de un Dios airado, que debe castigar todo pecado. ¿Cree usted que es un pecador? 2. Ya que el hombre es un pecador imperfecto, y Dios es un Dios perfecto, ningún hombre puede salvarse a sí mismo. Jesús hizo muy claro este hecho en Mateo 5:48, cuando dijo: “Sed pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto’’. Si todos tenemos que ser perfeccionados a los ojos de Dios, ¿cómo puede llegar alguien al cielo, especialmente ya que la Biblia declara, repetidamente, que TODAS las personas son pecadoras? Obviamente, nadie va a llegar al cielo de esta forma, tratando de ser “lo bastante bueno’’ para merecer el cielo. Ya que la Biblia dice que habrá incontables millones de millones en el cielo, debe haber alguna otra forma de llegar allá, otra que no sea tratar de ser “bastante bueno’’. Usted también debe sentir mucho pesar por sus pecados, y querer que le sean perdonados. Esto es conocido como Arrepentimiento. La palabra Arrepentirse significa sentir mucho pesar por sus pecados, y no querer pecar más. Arrepentimiento significa el deseo de dar un giro de 180 grados a su vida. Esto no significa que usted no volverá a pecar otra vez, sino que significa que el pecado se convertirá en la excepción en su vida, no en la regla. 3. Cuando el Hijo sin pecado de Dios, Jesucristo, derramó su preciosa sangre en la cruz del Calvario, murió por los pecados del mundo, es decir murio en lugar nuestro, como un sustituto expiatorio. Y al hacer eso, sufrió la ira de Dios el Padre por nuestros pecados. El pagó la penalidad por ese pecado en su propio cuerpo y compró su eterna redención. ¡Esto lo capacita para dar como un don gratis Su propia santidad y justicia a aquellos que creen en El y confían en El para su salvación, haciéndolos absolutamente perfectos a ojos de Dios! Romanos 6:23 dice: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro’’. Ninguno de nosotros merece ser salvo; en su amor y misericordia Dios extiende su gracia a aquellos que han de creer. Gracia se define como “favor inmerecido’’. 4. En Efesios 2:8-9, el apóstol Pablo reitera su enseñanza de que la vida eterna con Dios es un don gratis. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe’’. Ningún hombre puede estar de pie ante Dios por la eternidad, y gloriarse de que “ganó’’ su camino al cielo. Todas las personas en el cielo estarán allí sólo por el don GRATUITO de Jesús, que El obtuvo de Dios debido a su sacrificio sustituto en la cruz. En lugar de castigar los pecados individuales de cada persona, Dios echó todos esos pecados sobre Jesús en la cruz (Isaías 53:2-12). Ahora, usted probablemente está pensando, “¿Cómo puedo obtener este regalo gratis de la vida eterna?’’. Nuevamente, la Biblia no se queda callada. En Hechos 16:25-33, el carcelero le preguntó ansiosamente a Pablo: “¿Qué tengo que hacer para ser salvo?’’. Pablo respondió: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo…’’, versículo 31. Usted debe CREER en Jesucristo como su Señor y Salvador. Para creer de verdad, usted debe poner toda su fe y confianza en Cristo y depender de El como su única esperanza de salvación y vida eterna. Esto es un asunto del corazón y usted no puede esperar que engañará a Dios fingiendo, porque El sabe todo sobre usted. Muchas personas creen equivocadamente que por meramente creer los hechos concernientes a la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, recibirán automáticamente el regalo de la vida eterna. Pero ese no es el caso. Los predicadores le llaman a eso “conocer con la cabeza y no conocer con el corazón’’. La salvación se otorga gratis, pero sólo para aquellos que son creyentes genuinos. 5. En Juan 1:1,14, vemos que Jesucristo es Dios, igual a Dios, presente con Dios desde antes del inicio del tiempo, y el verdadero Creador del Universo. El es 100% Dios y 100% humano al mismo tiempo, lo cual es la razón por la que El usó ambos títulos durante su ministerio, Hijo de Dios e hijo del hombre. Para ser Nacido de Nuevo, usted debe creer en esta doctrina sobre Jesucristo. El versículo 14 es el más importante, la enseñanza de que Jesús se hizo hombre. Esta enseñanza se convierte en un punto de separación entre los seguidores de Cristo y del Anticristo. En 1 Juan 4:1-3, vemos que cualquiera que niega que Jesús ha venido en carne es el espíritu del anticristo. Esto es justo lo que los gnósticos de ese día estaban diciendo, que Jesús el humano no era el Dios Mesías encarnado; en su lugar, la “Conciencia del Cristo’’, la “Conciencia del Mesías’’, le llegó a Jesús en su bautismo y lo abandonó en la cruz; ellos creen que Jesús no era Dios y Hombre. El movimiento de la nueva era y la masonería han resucitado esta blasfemia y le han añadido. 6. Isaías 53:6 predice exactamente lo que Jesucristo hizo por nosotros en la cruz: “Jehová [Dios el Padre] cargó en él el pecado de todos nosotros’’. ¡Alabado sea Dios! ¡Sólo la sabiduría, la gracia, y el poder del Dios Todopoderoso podría concebir un plan de salvación tan benévolo! La naturaleza de Dios es tal que el pecado debe ser castigado. ¡Punto! Pero Dios estableció un plan por el cual un sustituto inocente sería castigado en lugar de la persona culpable. En el Viejo Testamento, Dios permitió que el cordero fuera el sacrificio sustitutivo por el pecado; Jesús entonces se convirtió en el sacrificio sustitutivo final, por todos los pecados del mundo. El suyo fue el sacrificio perfecto, que nunca necesita ser repetido, y que salva a todas las personas para siempre jamás. Usted debe creer, y entender, este principio del Castigo Sustitutivo, antes de que usted pueda Nacer de Nuevo. Y usted debe creer que Jesucristo se convirtió en el Castigo Sustituto Perfecto por USTED, antes de que pueda Nacer de Nuevo. Ahora que usted entiende estas Verdades, y cree que son para su vida, necesita entender cómo puede obtener este regalo GRATIS de la vida eterna a través de Jesucristo. Después de todo, si yo fuera a tratar de darle a usted un regalo GRATIS, ese regalo no se convertiría en suyo si usted se rehusara a extender su brazo y tomar ese regalo de mi mano. Así que está aquí. Usted debe extender su brazo y tomar este regalo GRATIS de la Vida Eterna de la mano de Jesucristo. ¿Cómo se hace esto? Mediante la Fe Salvadora. Note que dije Fe Salvadora. Hay tipos de fe que no harán que usted se salve. Usted podría tener una fe de “conocimiento mental’’ que simplemente afirma intelectualmente los hechos de la persona de Jesucristo, pero eso no es la Fe Salvadora. Usted podría estar en una “iglesia’’ o en una secta que enseña muchas verdades sobre Jesucristo, pero que enseña que usted debe hacer muchas cosas para ganarse el camino al cielo. Esto no es la Fe Salvadora. La Fe Salvadora es creer en Jesucristo, y sólo en El, para su Salvación. Si usted piensa que necesita hacer cualquier cosa para ser salvo en vez de creer en la obra de Jesús en la cruz, usted es culpable de violar Efesios 2:8-9 e Isaías 53:6b. La mayoría de las sectas y de las falsas religiones cristianas yerran en este punto; añaden cosas que son “necesarias’’ para la salvación, u ofrecen una forma falsa de llegar al cielo, como la salvación por el bautismo. ¿Desea usted este Regalo de Vida Eterna por el que Jesús dejó el cielo y murió en la cruz para dárselo? Si su respuesta es “Sí’’, inmediatamente usted puede tener Vida Eterna. Déjeme aclarar exactamente lo que esto implica. Primero, usted va a transferir su confianza, su esperanza de vida eterna de lo que usted ha estado haciendo a lo que Jesucristo ha hecho por usted en la cruz. Jesús tomará su pecado y le transferirá A USTED su posición a la diestra del Padre, lo que llamamos Su justicia. Esto significa que aunque hemos dejado repetidamente de seguir los mandamientos de Dios, Cristo obedeció en forma perfecta todas las leyes de Dios. El vivió la vida perfecta, de modo que El pudiera ser el perfecto sacrificio inocente y sustitutivo que Dios pudiera aceptar por sus [los de usted] pecados, y los pecados del mundo entero, para todos los que crean en El. ¿Está usted dispuesto a arrepentirse ahora mismo de sus pecados, y convertirse en un miembro responsable de la familia eterna de Dios, siguiéndole y sirviéndole como miembro de Su familia eterna, siguiéndole y sirviéndole como miembro de Su cuerpo, la Iglesia? Si su respuesta de corazón es “Sí’’, entonces podemos ir a El en oración, y podemos decirle que usted quiere dejar de confiar en cualquier otra cosa para su Salvación Eterna, especialmente en cuanto a lo que usted pueda hacer por sí mismo. Usted puede poner su confianza en El y sólo en El para su salvación. Antes de que digamos esta simple oración, necesito señalar que el Señor Jesucristo está mirando más su corazón que lo que escucha lo que dicen sus labios. Como El prometió, “Y me buscaréis, y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jeremías 29:13). Si esto es lo que usted pretende cuando el Señor escuche su oración y le dé vida eterna, ahora mismo, en la privacidad de su hogar, déjeme orar. “Padre, te pido que otorgues el regalo GRATIS de la vida eterna. Que tu Espíritu Santo lo atraiga a él o la atraiga a ella a Ti Mismo. Dale fe para creer Tus maravillosas promesas. Dale arrepentimiento para abandonar sus pecados. Revélale hoy a Jesucristo crucificado como el perfecto sacrificio sustitutivo’’. Ahora mismo Jesucristo está con usted. Usted ahora no está hablando con nadie, sino con El. Si realmente usted quiere Nacer de Nuevo, dentro de la Familia Eterna de Dios por medio de Jesucristo, diga esta oración, pero de corazón. “Señor Jesús, quiero que vengas y tomes mi vida ahora. Soy un pecador. He estado confiando en mí mismo y en mis buenas obras, y en otras cosas. Pero ahora pongo en ti mi confianza. Quiero que Tú seas mi salvador personal. Creo que Tú moriste por mí. Te recibo como mi Señor y el Amo de mi vida. Ayúdame a abandonar mis pecados y a seguirte. Te doy gracias por Tu oferta del regalo GRATIS de la vida eterna. No lo merezco, pero gracias por él. Amén’’. Ahora, permítame orar. “Padre, has escuchado la oración que se ha dicho. Te pido en este momento de paz, que Tu Espíritu Santo le dé absoluta seguridad de la vida eterna; le otorgue la certidumbre de que sus pecados son perdonados. Concédele que pueda escuchar, en lo profundo de su alma, Tu voz diciendo: “Tus pecados te han sido perdonados. Ve en paz’’. Concédele, oh Jesús, que pueda escuchar tu voz diciendo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, así he alejado tus pecados de ti, para nunca más recordarlos en contra tuya. [La persona] que crea en Mí nunca vendrá a condenación. El que cree en mí ha pasado de muerte a vida. El que cree en mí no morirá, sino que tiene vida eterna [parafraseado el Salmo 103:12; Juan 3:18; 5:24; 3:16]. En el nombre de Jesús oro. Amén’’. Usted acaba de repetir la oración más importante que haya dicho en su vida. Si fue sincero en esta oración, quiero que vea lo que dice Jesús sobre lo que usted acaba de hacer. En Juan 6:47, Jesús dice: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna’’. En su oración usted no oyó coros de ángeles ni vio visiones; sin embargo, por un simple acto de fe, usted ha puesto su confianza para su salvación eterna en Jesucristo. La Fe que Salva es confiar SOLO en Jesucristo para recibir salvación. Si usted sintió en su corazón lo que dijo con sus labios, usted tiene la promesa de Jesucristo de que El ha perdonado sus pecados, y lo ha adoptado en su reino, y le ha dado vida eterna en el cielo con El. Si esto suena tan simple que usted tiene problemas para creer que pueda ser cierto, la Biblia le asegura que es definitivamente ciertísimo. A través de los siglos, el hombre ha complicado en forma deliberada este simple Plan de Salvación, ¡por lo que la mayoría de las personas no saben la forma tan simple y sencilla en que Dios ha planeado que sea la salvación a través de Jesucristo! Es por esto que Jesús dijo que nadie puede arrebatar a ninguno de los Suyos, que son Nacidos de Nuevo, de la mano del Padre. ¿Cómo puede usted saber con certeza que ha nacido de nuevo? Por favor, no espere una experiencia que haga que “la tierra tiemble’’, porque en la mayoría de los casos sucede en una forma bastante pacífica, una sensación de alivio y de que se ha levantado una carga. No habrá fuegos artificiales ni ninguna banda tocará, sólo una profunda calma que está muy adentro. Pero con el correr del tiempo, he encontrado que uno de los mejores indicadores del Nuevo Nacimiento es un genuino entendimiento de la Palabra de Dios. Antes de Nacer de Nuevo, el “hombre natural’’, como lo llama la Biblia (una persona perdida), no puede entender la Biblia porque se discierne espiritualmente (1 Corintios 2:14). ¡Sin duda, para él es una tontería! Así que cuando la Palabra comienza a tener sentido, a hablarle a su corazón, y declararlo culpable de pecado en su vida, es un buen indicador de que usted tiene el Espíritu de Dios residiendo en usted. Vea, el cristiano obtiene una nueva naturaleza espiritual mediante el Nuevo Nacimiento, pero no se deshace de la vieja naturaleza con que nació. Es por eso que es tan vitalmente importante que “crezcamos en gracia y en el conocimiento de Jesucristo’’ (2 Pedro 3:18). Debemos cooperar con el Espíritu Santo mientras caminamos a través de este mundo pecaminoso y profano que nos rodea. El Espíritu Santo literalmente establece residencia en nosotros cuando Nacemos de Nuevo y nunca nos dejará ni nos desamparará. Otra maravillosa evidencia de la salvación genuina se encuentra en el “fruto del Espíritu’’ (Gálatas 5:22) que se manifiesta en nuestra vida diaria a medida que el Espíritu Santo obra dentro de nosotros. ¡Su presencia se manifestará al mundo exterior mediante el amor, gozo, paz, paciencia, fe, etc., que ellos ven en nosotros! Entonces, la Biblia nos dice en Romanos 8:16 que: “El espíritu mismo (literalmente El mismo) da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios’’. En otras palabras, el Espíritu Santo que vive en lo profundo de nosotros nos dice que le pertenecemos a Dios. ¡Pero El ha hecho mucho más! En Apocalipsis 3:20, Jesús prometió: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo [y El ha estado llamando a la puerta de su corazón, y usted acaba de abrir la puerta para dejarlo entrar]; si alguno oyere mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo’’. ¡Jesucristo acaba de entrar EN SU CORAZON a través de la obra del Espíritu Santo, para vivir en su corazón por el resto de su vida! Qué gran noticia, porque ahora tenemos dentro de nosotros el mismo poder del Espíritu Santo que levantó a Jesús de entre los muertos [Romanos 8:11]. De hecho, lea Romanos 8 para ver todas las ventajas que tenemos debido a que el Espíritu Santo habita en nosotros diariamente. ¡La salvación mediante la sangre derramada por Jesucristo en el Calvario le da a usted una profunda y permanente Relación Personal con su Santo Espíritu mientras usted viva en esta tierra! ¡Mientras vaya leyendo la Biblia, especialmente el Nuevo Testamento, vendrá a entender la maravillosa profundidad que puede alcanzar en la relación entre usted y su Creador! ¡La salvación produce una relación que enriquecerá profundamente su vida diaria! ¡Usted nunca hubiera creído, previo a Nacer de Nuevo, qué clase de vida se ha estado perdiendo por tanto tiempo! Por favor, escríbanos para que nos diga si ha decidido Nacer de Nuevo. Necesitamos darle algunos consejos prácticos y enviarle un curso Biblico por correspondencia sobre cómo garantizar su continua madurez y productividad en el Señor. Nuestra direccion es lolomoralesgmail****
5 Mar 2012
4753
Share Video

3:22
Videoreceta de como hacer chuletas de cordero al horno con ensalada de lechuga
23 Oct 2009
2895
Share Video

0:51
Tajine Receta marroqui tradicional se prepara con carne de pollo o del cordero con verduras, patatas, zanahoria se condimenta con pimientas y aceite de oliva y algunos otros ingredientes ricos mas info sobre la receta en *******www.bestrecetas****/cocina-marroqui-arabe/tajinedepollo.html
22 Dec 2009
2511
Share Video

6:11
La guerra espiritual la guerra de los siglos, entre el bien y el mal, entre Dios y el diablo, entre la luz y las tinieblas. Hoy conoceremos lo que la Biblia dice acerca de nuestro enemigo y el papel que jugamos nosotros en esta batalla, los cual peleamos del lado de la luz y del bien. PARTE #1 DESARROLLO El conocimiento sobre guerra espiritual es importantísimo en nuestra vida, los ataques del adversario tienen como fin el desgaste de nuestras fuerzas, la perdida de nuestros recursos, y provocar falta de efectividad en el ejercicio de nuestro liderazgo. Veamos a continuación algunas verdades que la palabra de Dios nos enseña con respecto de la razón de esta guerra, del enemigo, sus estrategias y nuestra posición. 1. Dios le entrego todos los reinos del mundo al hombre le dio la potestad de ejercer dominio y sojuzgar toda la tierra y todo ser viviente desde el principio. Génesis 1:26-28 2. El hombre paso a ser del diablo a causa del pecado, desobedeció y perdió los derechos sobre la tierra y lo creado, Juan 8:34, 1 Juan 3:8ª 3. El mundo esta bajo el poder del maligno 1Juan 5:19 4. El traslado de dominio fue confirmado por el diablo. Lucas 4:5-7 5. Desde la caída hubo enemistad entre la serpiente y la iglesia Génesis 3:15 6. Ahora tenemos un adversario que nos acecha 1ª. de Pedro 5:8 PARTE # 2 Conociendo al adversario ¿Quien es el diablo y su origen? 1. Su origen “Fue creado como Querubín protector” Ezequiel 28:12-15 En este verso nos damos cuenta que la naturaleza del malo es celestial y perfecta. 2. ¿Por se convirtió en adversario? A. Por creerse igual a Dios Ezequiel 28:6 B. Por llenarse de vanidad Ezequiel 28:17 C. Por llenarse de rebeldía Isaías 14:13 D. Por contaminarse de iniquidad Ezequiel 28:15-16 3. Su Personalidad a. Intelecto Apocalipsis 12:12 b. Emociones Apocalipsis 20:10 c. Voluntad 2Timoteo 2:26 · También sus ayudas los demonios a. Intelecto Marcos 1:24 b. Emociones Marcos 5:10 c. Voluntad Lucas 11:24 4. El trabajo especifico del adversario Juan 10:10 5. Sus nombres Apocalipsis 20:2 *Dragón *Serpiente antigua *Diablo *Satanas 6. Sus identidades a. el destructor (Isaías 54:16) b. el tentador (Mateo 4:3A) c. el mentiroso y padre de mentira (Juan 8:44 A) d. el maligno (Efesios 6:16) e. el acusador (Apocalipsis 12:10) 7. Sus características a. Enemigo astuto (Génesis 3:1ª ) b. Se disfraza como ángel (2 Corintios 11:14) 8. Sus actividades (ministerios malignos) a. Guerra y violencia (Jueces 9:23-24) b. Adivinación (1ª. De Samuel 28:7; Hechos 16:16) c. Mudes y sordera (Marcos 9:17-25) d. Fornicacion e idolatría (Óseas 4:12) e. Enfermedad (Lucas 13:11) f. Doctrinas falsas (1ª. De Timoteo 4:1) g. Epilepsia (Lucas 9:42) h. Locura (Marcos 5.1-5) i. Roba la palabra (Mateo 13:19) 9. Sus manifestaciones a través de humanos Por ser incorpóreos los demonios, actúan a través de personas para lograr su plan. d. Espíritu de mentira (2 crónicas 18:20-21) e. Espíritu de desobediencia (Efesios 2: 2) f. Espíritu religioso (Marcos 3:11) g. Espíritu Violento dando fuerza sobrenatural ( Marcos 5:3-4, hechos 19:16) Como vemos nuestro adversario tiene una estrategia y una personalidad, opera con objetivo claro de matar, robar, destruir, especialmente a la iglesia, aunque también la tierra y todo ser viviente. PARTE #3 NUESTRA FUNCION Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros. Santiago 4:7 La función de los hijos de Dios es presentar resistencia al diablo, tenemos las armas y la autoridad que Dios nos ha dado, es enemigo vencido con su futuro ya definido, la derrota. Lo único que puede es engañar y mentir, con el fin de distraernos de nuestra función en el reino de Dios. Debemos pues, tomar nuestro puesto en la batalla, ya que hay una guerra que ganar, veamos que dice la palabra de Dios acerca de la lucha, las armas y la autoridad que nos a sido dada. #1. Lo primero que tenemos que reconocer, es que el nombre de guerra espiritual se debe a que este adversario no es humano es contra espíritus. (Efesios 6:12 ) La Biblia nos dice claramente que nuestra lucha no es contra criaturas de carne y sangre, muchos de los conflictos los queremos arreglar enfrentándonos a personas, esposa, hijos, empleados, jefes, compañeros, cuando en realidad deberíamos estar peleando contra los verdaderos causantes de toda perturbación en nuestras vidas las huestes espirituales de maldad. #2. Jesús nos a dado poder y autoridad sobre el enemigo Lucas 10:19, Marcos 16:17 #3. Tenemos armas espirituales de Luz. Romanos 13:12, 2Corintios 10:4-5 Nuestras Armas a. El nombre de Jesucristo Marcos 16:17, Lucas 10:17 b. La sangre del Cordero Apocalipsis 12:11 c. La palabra de nuestro testimonio o palabra confesada (como en la tentación) Efesios 6:17 d. Atar y Desatar Mateo 18:18, Mateo 16:19 e. Oración convenida Mateo 18:19-20 g. La alabanza 2Cronicas 20:22 h. La unción del Espíritu Santo Isaías 61:1, Isaías 59:19, Hechos 10:38, Isaías 10:27 LA ARMADURA La armadura del cristiano esta muy lejos de ser algo simbólico, es algo muy practico es un conjunto de actitudes o forma de vida, actitudes que nos protegerán de los ataques del enemigo en el dia malo. Aun a diario enfrentamos ataques o asechanzas del diablo, tentaciones, distracciones, pruebas, muchos vienen en forma de pensamientos y aun ataques directos como enfermedades, robos agresiones insultos etc. Efesios capitulo 6 nos describe toda la armadura. Efesios 6 13-17 Ceñidos vuestros lomos con la verdad 1ª. De Juan 3:19 Ceñirse es estar listo para el servicio, de definición para servir con la verdad. Un carácter sólido del lado de la verdad. En el dia malo no podemos decir mentiras contraras a la verdad, como: Dios no me ama, Dios no me quiere sacar de esto, de plano que ni hijo de Dios soy, etc. La verdad de la palabra debe prevalecer bien ajustada a nuestras entrañas, hijos en las buenas hijos en las malas, pero siempre hijos. Vestidos con la coraza de justicia. Romanos 5:1 Guardado nuestro corazón, sentimientos, emociones y voluntad bajo la justicia -de la cruz, es saber que la justicia de Dios nos alcanzo en Cristo Jesús y fue suficiente para reconciliarnos con Dios y ser encontrados sin culpa alguna, manteniendo y disfrutando una gloriosa paz en nuestro corazón para con Dios nuestro Señor y Padre. Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 1ª de Tesalonicenses 2 Esto es conocer que somos embajadores de Dios, que por medio de nosotros Dios esta reconciliando al mundo con El. Cumpliendo nuestro ministerio, predicando siempre a tiempo y fuera de tiempo, la palabra de fe. Agentes de Dios en todo lugar, la luz del mundo y sal de la tierra. Tomad el escudo de la fe Colosenses 3:2, Hebreos 11:1, Romanos 4:17 En el Dia malo ell adversario levanta argumentos y altiveces en contra de las verdades de Dios y las lanza a nuestras vidas para hacernos fluctuar. Las mentiras del diablo trataran de lastimar nuestro corazón y nuestra mente, El poderoso escudo de la fe nos sirve para evitar que lleguen a nuestro corazón o a nuestra mente, solamente la fe en la palabra podrá librarnos, viviendo con la mirada en las cosas que no se ven. Tomad el yelmo de la salvación 1ª. Tes. 5:5, Hechos 15:11, 1ª. Cor 1:18 Sabiendo que estamos en el mundo pero que no somos del mundo, que fuimos rescatados de la vana manera de vivir, que estamos en un proceso de lucha por ganar nuestra alma y que nuestro Señor fue a prepararnos un lugar, pues el vendrá. La espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios; Juan 8:44, Efesios 5:11- 13 Tenemos un arma de ataque que nos ayuda a vencer en el dia malo, Jesus vencio a Satanas con escrito esta, la verdad de Dios es mas poderosa que las mentiras del diablo, Lo único que el diablo puede usar contra estas grandes verdades es la mentira y la derrota de los cristianos es creer las mentiras del diablo. Debemos desenmascar al enemigo y exponer sus mentiras por medio de la palabra de Dios para que sean evidentes y expuestas a la luz, , no aceptemos sus mentiras nosotros somos la luz y debemos exponer las operaciones del diablo para que puedan ser vistas e ineficaces, peo para esto debemos estar llenos del conocimiento de la palabra de Dios. PARTE #3 NUESTRA POSICION ANTE EL ADVERSARIO Por la acción y plan de nuestro Padre celestial a través de Jesucristo el papel que jugamos en medio de esta guerra es muy importante, porque nuestro adversario tratara de hacernos retroceder o estancarnos con el fin de continuar con su propósito de robar, matar y destruir, especialmente a aquellas personas que no han entregado sus vidas al Señor para ser salvos. Veamos nuestra posición y nuestra participación en esta guerra según lo que dice la palabra de Dios. 1. Fuimos trasladados del dominio de Satanás a Dios y trasladados al reino de su hijo. Colosenses 1:13, Hechos 26:18 2 Jesús triunfo venciendo y despojando al diablo y quitándole el dominio y poder Colosenses 2:15, Hebreos 2:14 3. Nuestra posición en Cristo Jesús es en los lugares celestiales, Jesucristo triunfo sobre el diablo y sus huestes, el como cabeza y nosotros su cuerpo estamos por encima de todo poder principado y potestad. Efesios 2:6, Efesios 1:18-22 Ahora pertenecemos al lado de la luz, a Dios y esto nos constituye enemigos del diablo, por lo tanto estamos en guerra contra el mal, Jesús venció, y estamos juntamente sentados con el en lugares celestiales sobre todas las fuerzas del mal, el diablo lo sabe y tratara de engañarnos con sus mentiras, muchos cristianos han pretendido ignorar esta verdad, otros lo exageran, el diablo y sus huestes no son para la iglesia, ni mas ni menos, que lo que la palabra de Dios dice de ellos AMEN. BATALLAS QUE TENEMOS QUE PELEAR La lucha o la batalla En el reino de Dios hay diferentes áreas de batalla veamos a continuación cuales son: Maque Debate, pleito, discusión esto es un enfrentamiento verbal. Como en un debate jurídico, o un debate familiar o un debate político o religioso. 2Corintios 7:5 , 2ª de Timoteo 2:23, Santiago 4:1 Pukteuo esto significa pugilista, labor física de un propósito, de un accionar físico, como golpes en boxeo, en la carne, como una lucha y esfuerzo físico. 1Corintios 9:26 Athleo significa empeñarse, motivacionalmente, como en una competición, o en una carrera por la cual practicamos y nos empeñamos en triunfar, puede deshice de una carrera de estudios, por desempeñar bien un empleo, por realizar un proyecto o ganar una competencia etc. También podíamos decir secularmente se lucha en la fuerza humana, este va muy relacionado con el anterior pukteuo. 2Timoteo 2:5 Agon se traduce lucha, batalla y conflicto, nos enseña de lucha interior del alma. Contra las pasiones y los malos deseos contra la tendencia al mal interior y también lo que nos ataca de afuera del exterior, del sistema mundano hacia nuestra vida, pero también como una preocupación por el estado de la iglesia, de los discípulos o las ovejas del Señor 1Timoteo 6:12 , 2Timoteo 4:7 , Colosenses 2: Agonizomai es el verbo de este nombre en la que nos indica una lucha perseverante contra la oposición y tentación, se puede poner como ejemplo el luchar intensamente en oración, como forzando todos y cada uno de los sentimientos y emociones personal y congregacional, con el fin de alcanzar la meta de vivir una vida santa y agradable a Dios. Colosenses 4:12 Pale se traduce lucha, esto nos habla de una lucha cuerpo a cuerpo, una lucha contra seres espirituales en enfrentamiento directo, aquí reprendiendo, expulsando, desarraigando etc. Efesios 6:12 En la misión que nos a sido encomendada como de ministros y testigos del Señor debemos estar consientes de las diferentes batallas y conflictos que tenemos que enfrentar, y estar capacitados para enfrentarlos, este conocimiento nos ayudara a ser mas efectivos en el Reino de Dios, y en nuestro liderazgo, y mas aun en las batallas que a diario enfrentamos contra las fuerzas del enemigo que desean destruirnos. AMEN Con amor Pastor Roberto Arias Ministerios Nuevo Camino
8 Nov 2009
2050
Share Video

9:52
Muy bello, para Orar en este tiempo especial de Gracia y Santificacion. AUDIO MP3 DESCARGABLE: en el video se indica.
25 Feb 2010
1742
Share Video

6:16
Descripción de lo que es el Aikido
28 Sep 2007
1676
Share Video

0:48
the most powerfull performance teaching us the summer song. INCREDIBLE!!! In Spain this is the song of the moment. Pd: Bea, Jomocu entero te quiere! :D :D
24 Aug 2007
1612
Share Video

6:32
En este episodio Vivian revela su plan maestro para convertirse en niñera profesional y de paso te nuestra los mejores 5 videos sobre bebés de la internet!
29 Oct 2009
1359
Share Video

4:30
Testimonio de Watchman Nee Introducción: Este testimonio fue cedido por el Hermano Watchman Nee a un colaborador en un encuentro que sostuvieron en Kulangsu, una isla cercana a la costa del sudeste de provincia de Fukien, China, en octubre de 1936. Hasta donde yo sé, ésta era la única ocasión en su vida en la que él habló en detalle sobre sus asuntos personales. Muy raramente él trataba públicamente con lo relacionado a su propia experiencia espiritual, probablemente porque "no quiero que nadie piense más de lo que ve u oye de mí" (2 Cor. 12:6). Trasfondo familiar. Nací en una familia Cristiana. Yo fui el tercer niño precedido por dos hermanas. Porque yo tenía una tía que había tenido seis hijas sucesivamente, mi tía paternal estaba disgustada cuando mi madre dio a luz a dos muchachas. Según la costumbre china, se prefieren los varones a las hembras. Cuando mi madre dio a luz a dos muchachas, las personas dijeron que probablemente a ella le pasaría como a mi tía. Aunque mi madre todavía no fue salva, ella comenzó a orar y a pedirle al Señor "Si yo tengo un muchacho, lo dedicaré a Tí." El Señor oyó su oración y nací yo. Mi padre me dijo en una ocasión, "Antes de que nacieras, tu madre prometió presentarte al Señor." Salvación. Fui salvo en 1920 a la edad de diecisiete años. Antes de ser salvo experimenté serias dudas y angustia debatiéndome si aceptar al Señor Jesús como mi Salvador o no, y si debía servir al Señor. Para la mayoría de las personas, el problema en el momento de salvación es cómo librarse del pecado. Pero para mí, librarme de la esclavitud del pecado y entregarle mi vida iban juntos. Si yo fuera a aceptar al Señor Jesús como mi Salvador, lo aceptaría simultáneamente como mi Señor. No sólo me libraría del pecado sino también del mundo. En ese momento yo tuve miedo de ser salvado, porque yo supe que una vez yo fuera salvado yo debía servir al Señor. Por consiguiente, era necesario que mi salvación incluyera esos dos aspectos. Para mí era imposible poner al Señor que llama de lado y desear sólo salvación. Yo tenía que o escoger creer en el Señor y tener una salvación dual o renunciar a ambos. Para mí aceptar al Señor significarían que ambos circunstancias tendrían que tener lugar simultáneamente. Fue en la tarde del 29 de abril de 1920, estaba solo en mi cuarto. No tenía ninguna paz en mi mente. Fuera que me sentara o me levantara, no podría encontrar ningún descanso, la batalla que se libraba dentro de mí era si debía reconocer a Cristo como mi Señor o no. Me sentía más inclinado a no creer en el Señor Jesús y no ser un Cristiano. Sin embargo, eso me hizo sentir muy intranquilo interiormente. Había un forcejeo muy real dentro de mí. Entonces me arrodillé para orar. Al principio no tenía ninguna palabra con que orar. Pero muchos de mis pecados se me vinieron a la mente y comprendí que yo era un pecador. Yo nunca había tenido en mi vida semejante experiencia antes de ese momento. Me vi como un pecador y yo también vi al Salvador. Vi la inmundicia de mi pecado y también vi el poder de la sangre preciosa del Señor limpiándome y haciéndome más blanco que la nieve. Vi las manos de Señor clavadas en la cruz, y al mismo tiempo le vi estirar Sus brazos hacia mí para darme la bienvenida y decirme "estaba esperando recibirte." Sobrecogido por tanto amor, no podía rechazarlo, y decidí aceptarlo como mi Salvador. Tiempo atrás, yo me había reído de aquéllos que creían en el Señor, pero esa tarde no podía reírme de eso. En cambio, lloré y confesé mis pecados buscando el perdón de Señor. Después de hacer mi confesión, la carga de pecados se soltó, y me sentía flotante y lleno de alegría interior y paz. Esto era la primera vez en mi vida que yo me di cuenta que era un pecador. Era la primera vez que oraba y tenía mi primera experiencia de alegría y paz. Mi experiencia de salvación se me hacía muy vívida y real. En cerrado en mi cuarto me aislé de todo lo que me rodeaba y le dije al Señor "Señor, que misericordioso y amable has sido conmigo." Entre los que me oyen hay tres condiscípulos míos por lo menos. Entre ellos está el Hermano Pese Kwang-hsi que puede testificar del tipo de lo enfermizo que yo era, así como un excelente estudiante mientras estaba en escuela. En el aspecto negativo, infringí a menudo las reglas escolares. En el aspecto positivo, yo estaba siempre el primero en cada examen, porque Dios me había dado inteligencia. Mis trabajos escolares frecuentemente se anunciaban en el tablón de anuncios para ser exhibidos. En ese momento yo pertenecía a una juventud con muchos y grandes sueños así como muchos planes de futuro. Pero todos esos planes llegaban a su fin. Puedo decir humildemente que eso fue muy duro, hubiera sido bastante posible alcanzar un gran éxito en el mundo. Mis condiscípulos también pueden testificar de esto. Pero siguiendo con la historia de cómo fui salvo muchas buenas cosas pasaron me sucedieron. Todos mis planes de antes se anularon. Mi futura carrera la abandoné totalmente. Para algunos este paso podría ser fácil, pero no para mí, con tantos planes y sueños, era sumamente penoso. En la misma tarde en que fui salvado empecé a vivir una nueva vida, la vida que el Dios eterno había entrado en mí. Mi salvación y llamamiento para servir al Señor tuvieron lugar simultáneamente. Desde esa tarde, yo no he tenido nunca ninguna duda sobre mi llamado. Durante esa hora pensé por última vez en mi futura carrera. Comprendí que, en una mano, el Señor me había salvado para mi bendición, y al mismo tiempo, Él lo hizo para Su propia causa. Él quería que yo obtuviera Su vida eterna, y también me quiso para servirlo y ser Su colaborador. Como era un bebé en el Señor aún no entendía la verdadera naturaleza de predicar. Años atrás, lo consideré ese trabajo como la más absurda y baja de las ocupaciones. En esos días la mayoría de los predicadores eran empleados por europeos o misioneros americanos. Ellos eran segundones serviles a los misioneros que ganaban ocho o nueve dólares por mes. Mi intención antes de convertirme no era ni volverme un predicador ni siquiera un cristiano. Nunca hubiera podido imaginar que escogería la profesión de predicador, una profesión que desprecié y consideré absurda y primaria. Aprendiendo a servir al Señor. Después que fui salvado, comencé a amar las almas de pecadores de forma espontánea y deseaba que ellos se salvaran. Con ese fin empecé a predicar el evangelio y a llevar testimonio entre mis condiscípulos. Sin embargo después de casi un año de trabajo, nadie se salvó. Pensé que el problema estaba en mi manera de hablarles o explicarles el evangelio. Pero aunque yo tenía mucho que explicar acerca del Señor, a mis palabras les faltaba el poder para mover a los oyentes. Oración para la salvación de otros. Aproximadamente en este tiempo me encontré con una misionera Occidental, la Srta. Groves (Margaret la colaboradora de la hna. Barber), quién me preguntó que a cuantas personas yo había traído al Señor en el año después de mi salvación. Bajé mi cabeza y vergonzosamente admití en voz baja que, aunque les había predicado el evangelio a mis condiscípulos, no quisieron escuchar, y cuando escuchaban, no creían. Mi actitud era que, una vez que ellos rehusaban oir el evangelio yo había cumplido mi trabajo, y ellos tenían que asumir las consecuencias. Ella me habló con franqueza: "tú eres incapaz de llevar a las personas al Señor porque hay algo sin solucionar entre Dios y tú. Puede ser que tengas algunos pecados sin confesar, o asuntos que aun no hayas resuelto con alguien." yo admití que tales cosas existían, y ella me preguntó si yo deseaba abandonarlos inmediatamente. Le contesté que desde luego que sí. También ella me preguntó acerca de la manera en la que yo daba testimonio. Le contesté que escogía a las personas al azar en y les hablaba, sin tener en cuenta si ellos estaban escuchando o no. Ella me dijo "Esa no es la manera correcta. Tú tienes que hablar primero con Dios, antes de hablar a las personas. Debes orar a Dios, haz una lista con los nombres de los compañeros, y pregúntale a Dios que por cual de ellos debes de orar. Ora diariamente por ellos y menciónalos por su nombre. Entonces cuando Dios te lo permita te dará la oportunidad, y tú debes darles testimonio." Después de esa conversación, empecé a tratar con mis pecados haciendo restitución inmediata y pagando mis deudas, reconciliándome con mis condiscípulos, y confesando mis ofensas a otros. Además anoté en mi cuaderno los nombres de aproximadamente otros setenta compañeros y empecé orando diariamente para ellos y mencionando sus nombres individualmente ante Dios. A veces oraba por ellos a todas horas e incluso en clase, silenciosamente,. Cuando la oportunidad surgió, yo les daba testimonio a ellos e intentaba persuadirlos a creer en el Señor Jesús. Mis compañeros a menudo hacían chistes cuando me veían venir, "Hay viene Don predicador. Vamos a escuchar su predicación." Aunque la verdad era que ellos no tenían ninguna intención de escuchar. Llamé de nuevo a la Srta. Groves y le dije, los "He seguido sus instrucciones totalmente, pero todavía no ha habido resultado" así que Ella contestó, el "No se sienta defraudado. Siga orando hasta que algunos se salven." yo continué orando diariamente. Cuando la oportunidad se presentó, compartí mi testimonio y les prediqué el evangelio. Gracias al Señor, después de varios meses, se salvaron todos menos uno de las setenta personas cuyos nombres estaban en mi cuaderno. Aprendiendo una lección de sumisión. En 1923 siete de nosotros trabajamos juntos como colaboradores. Dos de nosotros llevábamos la delantera, un colaborador que era cinco años mayor y yo. Nosotros teníamos otro colaborador con el que nos encontrábamos todos los viernes. Nosotros éramos todos jóvenes entonces, y cada uno tenía su propia manera de pensar. Yo demostré a menudo al mayor colaborador que estaba equivocado, y viceversa. Puesto que mi temperamento no se había sometido totalmente a Dios, yo frecuentemente perdía los estribos. Hoy en 1936 a veces me río de aquellas circunstancias, pero entonces yo raramente me reía de ese momento. En nuestras controversias admito que muchas veces estaba equivocado, pero él también lo estaba en algunos momentos. Era fácil para mí perdonar mis propias faltas, pero no me era tan fácil perdonar a otros. Uno de los viernes en que tuve esa discusión, busqué a la misionera Barber el sábado y para acusar al otro colaborador. Le dije "los otros le dijeron al otro obrero que debe actuar de esta manera, pero él no me escucha. usted tiene que hablarle." A lo que la misionera Barber contestó, el "Él es cinco años mayor que tú; debes escucharlo y debes obedecerle." A lo que yo contesté, "Pero cree usted que es razonable escucharlo?" Ella me dijo, "¡Sí! Las Escrituras dicen que el más joven debe obedecer al mayor." yo contesté, " no puedo hacer esto. Un Cristiano debe actuar según la lógica." Ella contestó, "Si tiene razón o no, eso no te tiene que preocupar. Las Escrituras dicen que el más joven debe obedecer el mayor." yo en el fondo estaba enfadado porque la Biblia decía semejante cosa. Quise dar rienda suelta a mi indignación, pero no pude. Durante un tiempo siguieron las discusiones de los viernes, iba a ella a quejarme de lo ofendido que me sentía, pero ella me citaba las Escrituras de nuevo y exigía que obedeciera al superior. A veces yo lloraba el viernes por la tarde después de la discusión en la tarde del viernes. Entonces iba a la misionera Barber el Sábado día para desahogar mis agravios y esperar que ella me vindicara. Pero volvía a terminar llorando después de la próxima tarde de sábado en casa. Deseé haber nacido unos cuantos años antes. La cosa está en que en esa controversia yo tenía argumentos muy buenos. Estaba convencido que cuando se los dijera, ella vería cómo mi colaborador estaba equivocado y entonces me apoyaría. Pero ella decía , "Si el colaborador está equivocado o no es otra cuestión. Mientras estás acusando a tu hermano ante mí, estás siendo llevado a la cruz? ¿Eres como un cordero?" Cuando ella me cuestionó de esta manera, me sentí muy avergonzado y nunca pude olvidarme de sus palabras. Mis argumentos y mi actitud revelaban que yo no estaba actuando como uno que va la cruz, ni como un cordero. Dios quiso pulirme y quitar todos lo afilado, puliendo mis aristas. En tales circunstancias aprendí a obedecer a un colaborador mayor. En ese año y medio, aprendí la lección más valiosa de mi vida. Aunque mi cabeza estaba llena con ideas, Dios quiso llevarme a entrar en la realidad espiritual. En ese año y un medio, comprendí lo que es llevar la cruz. Hoy en 1936 nosotros tenemos unos cincuenta colaboradores. Si no hubiera sido por la lección de obediencia que aprendí en ese año y un medio, temo que no hubiera podido trabajar junto con nadie más. Dios me puso en esas circunstancias para que yo pudiera aprender a estar bajo el control del Espíritu Santo. En esos dieciocho meses yo no tuve ninguna oportunidad de sacar mis propuestas adelante. Yo sólo podía llorar y sufrir por eso. Pero era algo necesario, para que Dios puliera en mí todos los bordes y afiliadas aristas. Esto ha sido una cosa difícil de lograr. ¡Cuanto Le agradezco y cuanto alabo Dios que me dio tal Gracia! Hay una palabra que debo decir a los colaboradores jóvenes. Si ustedes no pueden resistir la prueba de la cruz, usted no pueden convertirse en instrumentos útiles. Es sólo cuando tienen el espíritu de un cordero que Dios se siente complacido: la apacibilidad, la humildad, y la paz. Su ambición, altos propósitos, y la habilidad son todos inútiles a los ojos de Dios. Yo he estado en este mal camino y debo confesar a menudo mis limitaciones. Todos los que me rodean están en manos de Dios. No es una pregunta de quien tiene razón; es una pregunta de si estás llevando la cruz. En la iglesia, tener razón o no carece de importancia; todo lo que cuenta es ser llevado a la cruz y aceptar el quebrantamiento. Esto produce el desbordamiento de vida divina y logra que los Suyos se amen. Dios como mi Sanador. En 1924 me descubrieron una enfermedad, me sentía débil, tenía dolor en el pecho, y una fiebre ligera. El Dr. H. S. Wong me dijo, los "Sé que ustedes tienen fe y que Dios le puede curar, pero permítame examinarlo y diagnosticarle su enfermedad." Después del examen habló con el hermano Wong Teng Ming durante algún tiempo en voz muy baja. Al principio, aunque les pregunté, ellos no quisieron decirme el resultado del examen. Pero cuando les dije que no tenía miedo de cuales fueran los resultados, el Dr. Wong me dijo algo que me preocupó: que había contraído la tuberculosis y que mi situación era tan seria que se prolongaría indefinidamente. Esa noche yo no pude dormir; no quería ir al encuentro del Señor sin haber completado mi trabajo. Me sentía muy deprimido. Decidí ir al campo por un tiempo y tener más comunión con el Señor. Le pregunté al Señor, "¿Cuáles son tus propósitos para mí? Si deseas prolongar mi vida, haz lo que quieras ya que no temo morir." Durante medio año no supe con seguridad qué quería el Señor para mí, pero había alegría en mi corazón, y sabía que el Señor nunca pudiera estar equivocado. Las muchas cartas que recibí durante este tiempo no me trajeron estímulo o consuelo; más bien, ellos me reprendían porque trabajaba en exceso y porque no me cuidaba adecuadamente. Un hermano me reprochó citando Efesios5:29, "Porque nadie aborreció su propia carne, sino que la nutre y la cuida, así como Cristo hizo a la Iglesia." El hermano Cheng Chi-kwei de Nanking me invitó a su casa donde podía descansar y al mismo tiempo ayudarle a traducir el curso bíblico por correspondencia del Dr. Scofield's. Durante esos días unos treinta hermanos y hermanas me visitaron para tener compañerismo. Hablé con ellos con respecto a preguntas relacionadas con la Iglesia. Comprendí que la mano de Dios estaba obrando en mí con el propósito expreso de hacerme retroceder a mi primera visión; por otra parte, mi etapa como predicador de avivamiento había terminado. Día tras día pasaba sin que mi tuberculosis se curara. Aunque pasaba mucho tiempo escribiendo y estudiando la Biblia, la enfermedad no me abandonaba. Tenía algo de fiebre cada tarde, no podía dormir por la noche, y frecuentemente experimentaba sudores nocturnos. Como me aconsejaron tomar más tiempo para recuperarme, contesté, "Si descanso más tiempo puedo llegar a volverme un perezoso" aunque pensaba que no me quedaba mucho tiempo, creía que Dios aumentaría mis fuerzas y que debía seguir trabajando para Él. Le pedí al Señor que me diera cualquier trabajo pendiente que tuviera para mí. Cualquiera que fuera la cosa que Él quería que yo hiciera, le pedí que me conservara la vida para hacerlo; por otra parte, me sentía que no había nada de valor en vivir la vida de una forma mundana y terrenal. Podía levantarme de la cama durante un poco de tiempo, pero en el futuro ya no podría hacer eso. En una ocasión Me pidieron que dirigiera una reunión evangelística. Me levanté y le pedí al Señor que me fortaleciera. Mientras iba caminando a la reunión, me obligaron a que me apoyara de vez en cuando contra un poste. Cada vez que hacía eso le decía al Señor "vale la pena morir por Ti." Algunos hermanos que sabían lo que yo estaba haciendo me reprendieron por no cuidar mi salud. A esto yo les contestaba que yo amaba a mi Señor y estaba dispuesto a dejar mi vida por Él. Después de estar orando por un mes, sentí que debía escribir un libro que abarcara lo que yo había aprendido delante de Dios. Mi idea siempre había sido que uno no debe escribir libros hasta que fuera viejo, pero cuando yo consideré que podría estar dejando esta mundo, me sentía que debía empezar a escribirlo. Alquilé un cuarto pequeño en Wusih, provincia de Kiangsu, donde permanecí en silencio y pasaba los días escribiendo. En ese tiempo mi enfermedad se agravó hasta el punto de que ni siquiera podía acostarme. Mientras escribía me sentaba en una silla con una parte de atrás alta y apretaba mi pecho contra el escritorio para aliviar el dolor. Satanás me dijo, "Desde que empezaste a trabajar tus dolores han empeorado, ¿por qué no te mueres para acabar con este sufrimiento?" yo me retorcía de dolor, pero le dije "El Señor me quiere así que ¡vete de aquí!" tardé cuatro meses para terminar los tres volúmenes de "El Hombre Espiritual". Escribir ese libro fue un trabajo de sangre, sudor, y lágrimas. Pensé que iba a perder la vida, pero la Gracia de Dios me sostuvo. Después de completar cada sesión de trabajo de escritura, me decía "Este es mi último testimonio a la iglesia." Aunque el trabajo se hizo en medio de toda clase de dificultades y penalidades, me sentía que Dios estaba extraordinariamente cerca de mí. Algunos se sentían que el tiempo de mi partida estaba cercano. El hermano Cheng me escribió diciendo "Si sigue trabajando así está acelerando el tiempo en que debe abandonarnos." A lo que yo le contesté, los "Amo a mi Señor y seguiré viviendo para Él." Escribí a "El Hombre Espiritual" durante mi larga enfermedad. Cuando estaba listo para la publicación, se necesitaron aproximadamente cuatro mil dólares. No había medios suficientes para costearlo, y le pedí a Dios que se hiciera cargo. Sólo cuatro colaboradores conocieron esta necesidad. Nadie más lo supo. Al poco tiempo el Señor proporcionó cuatrocientos dólares, y nosotros firmamos un contrato con una editorial para que comenzara imprimir el libro. Acordamos que si no podíamos hacer frente al pago perderíamos los derechos de impresión y tendríamos que hacer frente a esa deuda. Oramos para llegar de alguna manera a un acuerdo. En ese momento yo tuve que guardar cama. Siempre que la editorial recibiera el pago, el Señor nos había proporcionado los medios. Confiábamos que el Señor haría frente a esa deuda, la editorial nos dijo, "Sabemos que las personas de la Iglesia cumplen normalmente sus pagos." Cuando se terminó la publicación del libro oré, "Ahora puedes despedir a tu siervo en paz." Ya que mi enfermedad empeoraba.. Ya no podía dormir apaciblemente por la noche, y cuando despertaba me movía continuamente de un lado a otro de la cama. Físicamente, yo era un saco de huesos. Tenía sudores nocturnos, y mi voz se puso ronca. Las personas tenían dificultad para entender lo que decía, aun cuando ellos pusieran su oreja cercana a mi boca. Varias hermanas se daban la vuelta para no verme, una de ellas que era una enfermera veterana siempre que me veía lloraba. Ella testificó "Yo he visto a muchos pacientes, pero nunca he visto uno con una condición tan lastimosa como la suya. Temo que no pueda vivir más que tres o cuatro días." Cuando alguien me contó esto, yo le dije, "Es normal que diga esas cosas, yo mismo me doy cuenta que voy a morir pronto." Un hermano telegrafió a iglesias en varios lugares y les dijo que no había esperanza para mí y que no hacía falta que siguieran orando por mí. Un día que le pregunté a Dios "¿Por qué me estás llamando tan pronto?" le confesé mis pecados y temo que pudiera haber sido infiel acerca de algunos asuntos. Al mismo tiempo le dije a Dios que yo no tenía fe. Ese mismo día me consagré a ayunar y orar y me presenté una vez más a Él. Le dije que haría lo que Él me pidiera. Desde la mañana hasta tres de la tarde que estuve ayunando. Al mismo tiempo los colaboradores oraron juntos en mi favor en casa de la misionera Ruth y en casa de Lee. Le pedí a Dios que aumentara mi fe, me respondió con palabras de las que nunca me olvidaría. La primera frase era, los "El justo vivirá por la fe" (Rom. 1:17). La segunda frase era, "por la fe estáis firmes" (2 Cor. 1:24). La tercera frase era, los "Por fe andamos" (2 Cor. 5:7). Le agradezco a Dios por haberme hecho entender que ya Él me había curado. Pero la prueba vino inmediatamente. La Biblia dice que debemos "permanecer firmes en la fe," pero yo me estaba quedando en cama. Un conflicto se levantó en mi mente: ¨¿Debo levantarme y estar firme en la fe o debo seguir acostado?". Todos nosotros sabemos que a los seres humanos les resulta más cómodo morir en una cama que morirse en otro lugar. Entonces la palabra de Dios se manifestó con poder, e ignorando mis dudas, me puse mi ropa y me vestí, era la primera vez que lo hacía en ciento setenta y seis días. Cuando dejé la cama para estar de pie, sudé tanto que era como si me hubiera empapado de lluvia. Satanás me dijo, "¿seguro que debes permanecer firme cuando ni aun te mantienes sentado?" yo me retorcí "Dios me dijo que estuviera firme," y me puse de pie. Me entró de nuevo un sudor frío, casi me caí. Me repetía una y otra vez, "Estad firmes en la fe, ¡debo estar de pie por fe!" estuve un tiempo hasta que me pude poner mis pantalones y calcetines. Después de tocar los pantalones, me sentaba. Tan pronto me senté Dios me hizo ver que no sólo debo estar firme en la fe, sino también andar por fe. Sentía que sería maravilloso levantarme para poder alcanzar mis calcetines y pantalones. ¨ ¿Cómo podía caminar hasta allí?" Una vez que lo conseguí le pregunté al Señor "¿Ahora donde quieres que vaya?". Él contestó, "Ve abajo, a casa de la hermana de Lee, al número 215." Allí varios hermanos y hermanas habían estado ayunando y habían orado allí por mí durante dos o tres días. Cuando bajaba los escalones, me decía "Estad firmes en la fe, ¡anda por fe!!" Con cada paso abajo, oré, "O Señor, eres Tú quién me hace caminar." Mientras descendía esos veinticinco pasos, parecía que estaba caminando de la mano con el Señor en fe. "Caminar dentro del cuarto era fácil, ¿pero cómo sería andar por el piso inferior?" oré a Dios, "Oh Dios, yo puedo estar de pie a través de fe, y a través de fe yo puedo también andar por el piso de abajo" Inmediatamente, yo fui a la puerta que lleva a la escalera y la abrí. Le digo honestamente que cuando yo estaba de pie a la cima de la escalera me parecía ser la escalera más alta que yo había visto en mi vida. Dije a Dios, "Si Tú me dices que camine lo haré, aunque me muera como resultado del esfuerzo." Pero continué, "Señor, yo no puedo caminar. Te pido que me sostengas mientras estoy caminando." Con una mano sosteniéndome de la barra, descendí paso a paso. De nuevo me entraba el sudor frío. Cuando bajé los escalones, continué clamando, "Estad firmes en la fe, ¡debo estar de pie por fe". Cuando llegué al fin de la escalera me sentí muy fuerte. Abrí la puerta y me dirigí recta hacia la casa de la hermana de Lee. Le dije al Señor, "Desde ahora, viviré a través de fe y ya no voy a ser un inválido." golpeé a la puerta así como Pedro hizo en Hechos 12:12-17, pero sin que Rode abriera la puerta. Cuando abrieron la puerta entré en la casa, siete o ocho hermanos y hermanas me miraron fijamente. Ellos se quedaron mudos e inmóviles. Durante aproximadamente una hora todos nos sentamos calladamente como si Dios se hubiera aparecido entre nosotros. Yo también me quedé sentado lleno de acción de gracias y alabanza. Entonces les conté a todos que había pasado hasta antes de ser sanado. Alegres y jubilosos en el espíritu, todos nosotros alabamos a Dios por Su maravillosa obra. Ese mismo día contratamos un automóvil para ir a Kiangwan en los suburbios y visitar a Dora Yu, la famosa evangelista. Ella se asustó mucho al verme, porque ella había recibido noticias de que iba a morir en breve. Cuando aparecí, yo le parecía como uno que había sido levantado de los muertos. Fue otra ocasión de acción de gracias jubilosa y de alabar al Señor. El domingo siguiente, hablé en la plataforma durante tres horas. Aproximadamente hace cuatro años, fui a una subasta en la casa de un doctor alemán. Al investigar encontré que este doctor fue el que había tomado radiografías de mi pecho hacía muchos años. Sacó tres fotos y me dijo que no había esperanza para mí. Cuando yo le pedí que sacara otra foto, él dijo que no había necesidad de otra foto adicional. Él me mostró entonces otra radiografía de pecho de en la misma situación y me dijo "Este estaba mejor que usted y se murió en su casa dos semanas después de se tomara la radiografía. No vuelva a visitarme, sería una pérdida de tiempo y dinero." Cuando oí esto, yo fui a casa muy sorprendido. Entonces, hace cuatro años, leí un anuncio en el periódico acerca de la subasta de un edificio y mobiliario de un cierto doctor de alemán muy famoso que se había muerto. Cuando yo descubrí que este doctor fue el que había tomado radiografías de mi pecho hace muchos años, alcé a mis manos para alabar al Señor. Yo dije, doctor del "Él dijo que me iba a morir, pero ha sido él quien se ha muerto. Gracias Señor por tú misericordia." Bajo la sangre de Señor yo dije "Este doctor era más fuerte que yo y ha muerto, y yo por la Gracia del Señor sigo vivo." En ese día que yo compré muchas cosas de su casa para guardarlas como recuerdo. Confiando en Dios en cuanto al sustento. En 1923 el hermano Pesa Kwang-hsi me invitó a predicar en Kien-ou al norte de la provincia de Fukien. Yo sólo tenía aproximadamente unos quince dólares en mi bolsillo, un tercio de los gastos del viaje. Decidí salir el viernes por la tarde y continuar en oración el miércoles y jueves. El dinero, sin embargo, no llegó. Oré el viernes por la mañana de nuevo. No sólo no era dinero que necesitaba para el viaje, sino que también sentía que yo debía de dar cinco dólares a cierto colaborador. Yo recordé las palabras de Señor: "Dad y se os dará." yo no había sido un amante de dinero, pero ese día yo amé realmente dinero y encontré sumamente difícil dar. Oré de nuevo al Señor, "O Señor, si realmente quieres que regale esos cinco dólares, haré Tu voluntad," pero todavía todavía me resistía interiormente. Fui engañado por Satanás al pensar que después de orar no tendría que regalar los cinco dólares. Ese fue la única vez en mi vida que lloré encima de dinero. Decidí que obedecería al Señor y le daría los cinco dólares a ese colaborador. Después de que el dinero le fue dado, estaba lleno de alegría celestial. Cuando el colaborador me preguntó que por qué le daba ese dinero, le dije, "No me pregunte, le responderé más tarde." El viernes por la tarde que me preparé para empezar mi viaje. Le dije a Dios, "los quince dólares ya eran insuficientes, y Tú querías que diera cinco dólares. ¿No sigue siendo poco para el viaje? No sabía cómo iba a poder predicar." tomé la determinación de ir primero a Shui-kow a través de vapor y entonces a Kien-ou en un barco de madera pequeño. Sólo gasté un poco para el viaje a Shui-kow. Cuando el vapor estaba a punto de llegar, yo me sentía que si yo no oraba según mis propios planes, el resultado sería mucho mejor. Por lo que le dije al Señor "Yo no sé cómo orar; por favor hazlo por mí." Y agregué, "Si no me vas a dar el dinero al menos te pido que el barco me cobre poco." Cuando llegué a Shui-kow, muchos barqueros vinieron a ofrecerme sus servicios. Uno pidió sólo siete dólares por mi pasaje. Ese precio estaba más allá de toda expectativa; la tarifa usual era más cara. Le pregunté al barquero por qué su precio era tan bajo, y él me contestó, el barco del "Hago contrabando para el magistrado, pero me permiten llevar a un pasajero en el espacio que queda en la popa, para que yo me gane algún dinero más. Pero usted tiene que llevar su propia comida." Al principio, yo tenía quince dólares en mi bolsillo. Después de darle cinco dólares a un colaborador y gastar unos diez centavos para la jornada a través de vapor, siete dólares para el barco de madera pequeño, y un dólar para la comida, me quedaba un dólar treinta cuando yo localicé a Kien-ou. ¡gracias al Señor Él proveyó para mi necesidad en la Obra .
11 Nov 2009
1342
Share Video

3:47
Videoclip del primer single extraído del disco De ayer y hoy de Los Marismeños. www.marismenos.tk MARISMEÑOS, De ayer y hoy Todo caminante se detiene alguna vez ,a pensar ,a sentir, a mirar atrás viendo lo recorrido, y lo recorrido aquí es mucho, dulce y amargo a veces… Dicen que en 1966 unos niños de huelva formaron un “conjunto” soñando alcanzar las estrellas, y de la arena de las calles de su tierra ,llegaron a lo mas alto del firmamento ,de la mano de las mas grandes estrellas, acogidos cariñosamente por artistas como Lola Flores, Rocío Jurado, etc…los autores de las coplas que hoy escuchamos, compañeros y amigos de los: Paco de Lucía, Camarón, El Lebrijano, Morente y muchos mas…influidos por el mas puro flamenco, ese que sale de las tabernas, ese admirado de caracol y de las grandes figuras, por esa misma influencia familiar y desde entonces a la cabeza de los mejores, innovando y creando, años por delante, nacen LOS MARISMEÑOS. Con una capacidad extraordinaria de aguante, de reciclaje, de esfuerzo y llena por supuesto de sabiduría adquirida por su larga trayectoria (cerca del medio siglo). Otra vez nos trae el aire fresco, de corazón, cargados a sus espaldas con giras mundiales, de los que fueron una vez a Méjico con un contrato de un mes, y regresaron a España un año y medio después, por su éxito allí, porqué, si en aquel entonces se compartía cartel con el gran Vicente Fernández, y Caenas y fiestas con Mario Moreno…es que algo había en ellos capaz de cautivar a los mejores, tanto así que estuvieron grabando por la misma discográfica casi la mitad de su carrera, porque saltar al escenario del festival de Chile, entre otros igualmente importantes, tiene su historia, y recorrieron toda Europa….¡¡¡caramba. carambita!!!...enamorados de Maruja Limón, dando a su publico tanta agua de coco, que la zarzamora se rindió a sus pies…si no se entiende….pues canciones en ingles como Kiss me my love.. seguros estamos de que sus mentores ; Quintero, León y Quiroga y por su puesto, Manuel Pareja Obregón, estarán orgullosos. Éxitos año tras año Europa, América del Norte y del Sur….sin saltar ni uno sólo, más que un estilo, una doctrina, (afirmó una vez un viejo rociero de la edad. Del Rocío de Huelva,) mucho llovió, estuvieron los mejores acompañándolos en su camino con el premio mas bonito del mundo…el cariño de la gente, influidos por el genial Paco de Lucia (amigo personal) introdujeron varios instrumentos en su estilo de música, el bajo, la guitarra eléctrica, etc…lo que hoy no nos sorprende por que nos hemos hecho viejos con eso…así eran EMILIO LOSADA, PACO ALEJANDRE, ANTONIO HERRERO Y JUAN ALEJANDRE... Atrás en el camino quedaron ya los que no están, porque eligieron otro camino o porque como D.FRANCISCO ALEJANDRE MARQUEZ, fallecería en 2007, que la virgen del Rocío lo tenga en su gloria! O por decisión propia de abandonar pero que tantas veces nos puso el vello de punta, HOY…mandamos un cariñoso abrazo tanto a Paco, como a JUAN ALEJANDRE MARQUEZ (Juanini). Hoy tras el fallecimiento de Paco (2007) y la retirada de Juanini,(2009), se incorporan dos nuevos integrantes, Juan Luis González y José Manuel Núñez, quedando los Marismeños conformado por: EMILIO LOSADA LOPEZ, JUAN CARLOS GONZALEZ CRUZ, JUAN LUIS GONZALEZ RODRIGUEZ Y JOSE MANUEL NUÑEZ CARTES. Junto al equipo de Producción y Management, nos llega una producción del maestro Fidel Cordero para D.M .Producciones… LOS MARISMEÑOS y su nuevo trabajo discografico… ”DE AYER Y HOY”… Cia. Discografica, Contración y management. DM PRODUCCIONES Avda.de Andalucia. 33. 41940 Tomares (Sevilla) T. 954.157.190 // M. 636.707.543 E-mail: dmproducciones06yahoo.es www.dmproducciones.es // www.dmproducciones**** Gabinete de Prensa, Imagen y Comunicación Tlfs: 958 522455 / 678 667576 E-mail: infotheborderlinepress**** Web Servicios: *******www.theborderlinepress**** Webzine: *******www.theborderlinemusic****
5 Feb 2010
1019
Share Video

3:05
Be awed and inspired by Auggie Cordero's elegant collection as model sashay them on the catwalk. A production of ...
10 May 2008
888
Share Video

0:50
Preciosísima Sangre de Jesus.
1 Feb 2010
765
Share Video

9:55
Muy bello, para Orar en este tiempo especial de Gracia y Santificacion. AUDIO MP3 DESCARGABLE: en el video se indica.
26 Feb 2010
631
Share Video

3:34
En los últimos días, debemos recibir el agua de la vida del Espíritu Santo y la Esposa. El Espíritu Santo es el segundo Cristo en la carne, que es Dios Padre. Entonces, ¿quién es la Esposa? Ella es Dios Madre que ha venido en la carne. Algunos insisten en que la Esposa, Dios Madre, es María. Sin embargo, María no puede ser Dios Madre. Porque la Esposa es la Esposa de Jesús, el Cordero.
12 Oct 2010
742
Share Video

1:09
El Sexmo es un complejo rural con todos los elementos para disfrutar del ocio. A sólo 10 minutos de Segovia. En El Sexmo, el visitante encuentra una gran gama de servicios. Un restaurante de cocina castellana. Sus platos estrella son el cordero, asado en horno de leña; el bacalao en salsa de almendras y el pulpo a la plancha. Su ambiente y espacios son idóneos para organizar toda clase de encuentros y celebraciones, como bodas, despedidas de soltero o cenas familiares. Además de las actividades que ofrece la campiña segoviana circundante, el centro también permite realizar divertidas capeas o acoso y derribo.
13 Jul 2011
962
Share Video