Results for: pep ricart Search Results
Family Filter:
1:17
La mujer sin piano es el retrato en 24 horas, doméstico, laboral y sexual, de un ama de casa a principios del siglo XXI en Madrid. La mujer sin piano está protagonizada por una maleta, un par de zapatos, Carmen Machi, en su primer papel protagonista en cine, y el actor, guionista y compositor checo Jan Budar.
17 Feb 2010
467
Share Video

1:14
Une femme aux abords de la cinquantaine, une femme parmi tant d'autres, décide une nuit de fuir sa vie de routine. Sa fuite dure ce que dure la nuit, et avec elle apparaît un tout autre monde : surréel, absurde, fantastique.
12 Jul 2011
190
Share Video

2:09
19.- INT.- SALÓN-DORMITORIO. CASA DE LA MADRE DE NINA.- DÍA SIGUE SONANDO por la radio la voz de Elena Francis. Una mano de hombre gira el dial de la radio hasta encontrar música. Al final, tras el sonido de interferencias del dial, encuentra algo que le gusta. Se trata de un tema cantado en español, que podía haber vencido en un Festival de San Remo. Unas risas de mujer joven. Por la persiana medio echada se filtra el ruido de la ciudad, y un sol sucio y culpable. Dentro, todo son penumbras. La mano de NINA enciende una bombilla que pende de la pared. La mano del AMANTE la apaga, pese a la oposición de NINA. El AMANTE es un hombre fornido, mayor que NINA, unos 40 años. El AMANTE la rodea con sus brazos. AMANTE: Podíamos vernos en otro sitio. ¿Y si viene tu madre, qué? NINA: No cierra hasta las siete. Tú lo sabes bien. El AMANTE ríe. NINA se estira como una gata sobre la cama. El AMANTE, complacido la mira. AMANTE: Nunca tuve una hembra tan joven. El AMANTE le pega un cachete en el culo y enreda sus dedos en el pelo de la muchacha. AMANTE: (continúa) Una niña. NINA ríe, coqueta. Se restriega contra el sexo del hombre. NINA: Casi una niña El AMANTE se retira nervioso del jugueteo de NINA. AMANTE: Golfa Coge un paquete de Winston y extrae dos cigarrillos. Los enciende a la vez y le pasa uno a ella. AMANTE: (continúa) Un beso de humo. Rubio americano. Nunca tendrás en la boca nada más rico. NINA coge el cigarrillo que le pasa el hombre y le da una calada. Le sobreviene una tosecilla, que sofoca inmediatamente. NINA: ¿Ganas mucho con esto del tabaco? No sé cómo hay gente que le gusta. El AMANTE le coge el cigarrillo y lo apaga. Suavemente le aparta el pelo de la cara y le da un beso tras la oreja. AMANTE: Vámonos tú y yo. En Barcelona tengo negocios. Y luego de ahí podemos ir a Francia, a Marsella. La Côte Azur te gustará. Está hecha para princesitas con tú. Te compraré un vestido de seda y te llevaré a Niza. NINA: ¿Quién te lo hace mejor, mi madre o yo? Seguro que ella no te pone tan cachondo como yo. El AMANTE no puede reprimir la excitación. Se echa encima del cuerpo de NINA. Pareciera que fuera a aplastarla. AMANTE: Las dos sois un par de zorritas. NINA se revuelve y, sin romper el vínculo del sexo, se pone sobre él. NINA: No te confundas. No soy como mi madre. No voy a dejar nada de ti para ella. Hasta que te quedes seco. El AMANTE se ríe, y deja que NINA le haga el amor. Una película de Raúl Hernández Garrido, protagonizada por Sara Vallés, Carlos Kaniowsky, Chema León, Lola Moltó, Pep Ricart y Francisco Vidal. Basada en LOS ENGRANAJES, premio de teatro Lope de Vega.
18 Oct 2011
4032
Share Video

2:52
39.-INT.- APARTAMENTO DE SERGIO.- DÍA SERGIO vive en un pequeño apartamento completamente desnudo de muebles, cortinas, adornos. La cama, una mesa, una silla... Un armario improvisado en un rincón de la habitación, dos maderas que sostienen una barra en la cuál se dispone, pulcramente colgada, la ropa de Sergio. Sobre la mesa, una plancha desenchufada. Sobre la silla, ropa por planchar. Se abre la puerta y entra NINA seguida de SERGIO. NINA no disimula el desagrado que le causa la habitación. NINA: Ésta es tu casa. SERGIO: Sí, un poco pequeña NINA: Para uno solo no la veo mal. Si vives a gusto, perfecto. SERGIO se adelanta a quitar de la silla la ropa. Le ofrece la silla a NINA, que se sienta incómoda, mientras observa la plancha, perdida entre papeles y folletos. SERGIO: Por favor, siéntate donde puedas. Está todo manga por hombro. No sé si tengo algo para ofrecerte. NINA: Da igual. Dame lo que te ha pedido Miguel, y vale. SERGIO se agacha en un rincón, donde hay un montón de papeles, dándole la espalda a NINA. SERGIO: No debería darte esto. Miguel no debería haberte mandado. No es que no me fíe, pero no quisiera ponerte en peligro. NINA: ¿Peligro? ¿Por unos papeles? SERGIO: No son unos papeles cualquiera. SERGIO saca de su bolsillo un panfleto, y se lo pasa a ella que lo lee, sin mucho interés. En él se lee propaganda del PCE. NINA: A veces me parecéis niños, jugando a los espías. SERGIO: Esto no es un juego. SERGIO se vuelve a agachar y saca del escondite un paquete con unos 500 pasquines, cuidadosamente empaquetado. NINA se levanta, con decisión. Enciende la plancha y coge de encima de la cama la ropa arrugada. SERGIO: (continúa) Dile a Miguel que el resto los tendremos pasado mañana. Pero esos no corren prisa, y se los daré yo mismo en mano. SERGIO se detiene. NINA deja la plancha de pie sobre la mesa, y se desabrocha el abrigo. SERGIO: (continúa) ¿Qué haces? NINA: Se nota que aquí lo que falta es una mujer. NINA coge la plancha y comprueba que está caliente. Coge la primera ropa del montón: una camisa. SERGIO: Deja eso, por favor. SERGIO le quita la camisa de entre las manos. NINA se retira, asustada por su brusquedad. NINA: No te molestes. Pero no tengas vergüenza de mí. NINA coge el abrigo. SERGIO le ayuda, pero al volverse la chica quedan cara a cara, los cuerpos muy cerca. SERGIO la intenta besar. Ella retrocede. Coge la plancha. NINA: (continúa) ¿Qué te crees que haces? Aparta o te abraso la cara. SERGIO, con seguridad, le arrebata en el forcejeo la plancha, y la pone sobre la mesa. NINA intenta escapar. Pero él la inmoviliza, tomándola por los brazos. Le da la vuelta y otra vez se quedan frente a frente. SERGIO: Eres tan joven. SERGIO vuelve a intentar besar. Ella se resiste. Él la besa en el cuello, y sube hacia su boca. SERGIO: Tan joven NINA responde a su beso. 40.- INT.- APARTAMENTO DE SERGIO.- NOCHE En la cama, NINA cubre su desnudez con la sábana. Tras ella, se encuentra una lámpara de flexo, sobre la mesilla de noche. SERGIO se quita la camiseta, quedándose con el torso desnudo. NINA lo mira, y él afronta su desafío, un tanto avergonzado por su semidesnudez. SERGIO: Apaga la luz. NINA: No. SERGIO se acerca a la lámpara para apagar la luz, con lo que su cuerpo se echa encima del de la mujer. NINA juguetona le retira la mano, impidiéndole apagar la luz. Él se hecha encima, inmovilizándola al sentarse sobre ella, a horcajadas, y sujetarle contra la cama los brazos. Ella se revuelve, intentando librarse de su abrazo, pero sin dejar de reírse. SERGIO echa su torso sobre el pecho de ella. SERGIO: Te gusta luchar. SERGIO la besa en los labios. De repente se retira, gritando, y echándose la mano a la boca. NINA se ríe. SERGIO: (continúa) Eres salvaje. NINA le mira, incitadora. NINA: Si no te gusta, mejor no te acerques a mí. SERGIO con un movimiento brusco y ágil coge las dos manos de ella con una sola de sus manos. Con la otra apaga la luz. En la penumbra, sus cuerpos giran uno alrededor del otro, como si se enfrentaran en una lucha desesperada. Sólo se oyen sus respiraciones, cada vez más agitadas. Hasta que se quedan quietos, cara a cara, SERGIO sobre NINA. Se miran a los ojos. Una película de Raúl Hernández Garrido, protagonizada por Sara Vallés, Carlos Kaniowsky, Chema León, Lola Moltó, Pep Ricart y Francisco Vidal. Basada en LOS ENGRANAJES, premio de teatro Lope de Vega.
24 Sep 2012
3960
Share Video