QUMRAN1964's Videos 75 videos
¿Qué debo hacer para ser salvo? -UN AUTOEXAMEN- Ya que la evidencia de salvación genuina es la presencia del Espíritu Santo en el individuo, ¿cómo se puede verificar esto? ¿Cómo podemos estar razonablemente seguros sobre nosotros, así como sobre otros, sin ser culpables de juzgar? Para contestar esto, tomemos primero nuestro propio caso; hay varias “pruebas’’’ que podemos tomar para determinar Su presencia en nosotros: (todas las citas bíblicas son de La Santa Biblia Reina-Valera, revisión de 1960). 1. Romanos 8:16 nos dice: “El Espíritu mismo [entonces] da testimonio a nuestro espíritu, [asegurándonos] de que somos hijos de Dios’’. ¡Primero que todo, tenemos el testimonio inconmovible dentro de nosotros! El Espíritu de Dios que mora en nosotros constantemente nos asegura que pertenecemos a Jesucristo. “Sabemos’’ por intuición que esto es un hecho. 2. Todo el libro de Primera de Juan fue escrito como una “prueba’’ para determinar la realidad de la salvación. El versículo tres del capítulo uno nos dice: “Lo que hemos visto y [nosotros] oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión [que es la marca que distingue a los cristianos] verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo’’, el Mesías. La comunión que disfrutan los cristianos genuinos es prueba positiva de la salvación. Aquellos que dicen creer en Cristo, pero sin embargo raramente asisten a la iglesia para adorar a Dios y asociarse con otros creyentes, ¡posiblemente se están engañando a sí mismos! ¡Un cristiano que ha dado marcha atrás puede mantenerse fuera de la iglesia y lejos de otros creyentes, pero les garantizo por experiencia de primera mano que nunca habrá un momento en que se sienta cómodo con ello! Del otro lado de la moneda, el versículo 8 enseña que si negamos la existencia del pecado dentro de nosotros, la Verdad no está en nosotros. El versículo 3 del capítulo dos nos enseña que somos genuinos y “crecemos en gracia y conocimiento de Cristo’’, si guardamos sus mandamientos. El versículo 10 nos enseña que somos de Cristo si amamos a los hermanos. Una vez más aquellos que se ausentan habitualmente de la casa de Dios y no hacen claro que aman estar cerca de los hijos de Dios, tienen mucha posibilidad de ser cizaña y no trigo. El versículo 15 nos enseña que si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. “Cristianos mundanos” es casi una contradicción de términos y aquellos que dicen creer en Cristo, pero todavía se aferran al sistema de valores de este mundo, son sospechosos. 3. 1 Juan 5:13 nos informa que el libro entero de 1 Juan fue escrito de modo que podamos saber que tenemos vida eterna en Cristo. 4. La Palabra de Dios nos enseña que la Biblia es incomprensible para el “hombre natural’’; Ella es un libro espiritual y la persona que no es salva no sólo esta ciega espiritualmente, sino que 1 Corintios 2:14 nos dice que “es incapaz’’ de saber aquello que se discierne espiritualmente. ¿Entiende usted la Biblia? ¿Tiene sentido para usted y le habla a su corazón? ¿Lo declara culpable de su pecado y le enseña el camino correcto? ¡Si usted puede contestar de veras que “sí’’ a estas preguntas, usted es un hijo de Dios y el Espíritu Santo mora en usted! ¡Si no puede contestar verdaderamente que “sí’’ a estas preguntas, entonces usted probablemente no es salvo y necesita ir al final de esta página al mensaje de Salvación y repasar los pasos en honestidad y sinceridad de corazón de modo que usted pueda ser salvo! “Usted tiene que nacer de nuevo’’ La Biblia es bien clara en cuanto a la necesidad de que la persona tiene que “Nacer de Nuevo’’ si quiere recibir la vida eterna. Jesús usó este término, en Juan 3:3-7, cuando le dijo a Nicodemo: “Tienes que nacer de nuevo’’ para entrar al Reino de los Cielos. Ya que esta necesidad es tan crítica, Satanás ha atacado con todo su poder por dos mil años, causando que la mayoría de las iglesias “cristianas’’ dejen de enseñar esta doctrina, aunque nadie puede ser salvo sin experimentar esta maravillosa conversión espiritual. Sin embargo, el arma más efectiva de Satanás contra los Nacidos de Nuevo ha sido, y es aún , la confusión. Afortunadamente, en forma amorosa Jesús hizo este proceso de transformación muy simple, tan simple que incluso aquellos que son retardados o poco educados puedan comprenderlo. Hay varios pasos para ser Nacido de Nuevo, que se enumeran más adelante: 1. Entienda que TODOS los hombres que han nacido son pecadores. Romanos 3:23, dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios’’. Este mensaje de que todos los hombres son pecadores es ampliamente repetido a través de la Escritura. Esto significa que usted es un pecador a los ojos de un Dios airado, que debe castigar todo pecado. ¿Cree usted que es un pecador? 2. Ya que el hombre es un pecador imperfecto, y Dios es un Dios perfecto, ningún hombre puede salvarse a sí mismo. Jesús hizo muy claro este hecho en Mateo 5:48, cuando dijo: “Sed pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto’’. Si todos tenemos que ser perfeccionados a los ojos de Dios, ¿cómo puede llegar alguien al cielo, especialmente ya que la Biblia declara, repetidamente, que TODAS las personas son pecadoras? Obviamente, nadie va a llegar al cielo de esta forma, tratando de ser “lo bastante bueno’’ para merecer el cielo. Ya que la Biblia dice que habrá incontables millones de millones en el cielo, debe haber alguna otra forma de llegar allá, otra que no sea tratar de ser “bastante bueno’’. Usted también debe sentir mucho pesar por sus pecados, y querer que le sean perdonados. Esto es conocido como Arrepentimiento. La palabra Arrepentirse significa sentir mucho pesar por sus pecados, y no querer pecar más. Arrepentimiento significa el deseo de dar un giro de 180 grados a su vida. Esto no significa que usted no volverá a pecar otra vez, sino que significa que el pecado se convertirá en la excepción en su vida, no en la regla. 3. Cuando el Hijo sin pecado de Dios, Jesucristo, derramó su preciosa sangre en la cruz del Calvario, murió por los pecados del mundo, es decir murio en lugar nuestro, como un sustituto expiatorio. Y al hacer eso, sufrió la ira de Dios el Padre por nuestros pecados. El pagó la penalidad por ese pecado en su propio cuerpo y compró su eterna redención. ¡Esto lo capacita para dar como un don gratis Su propia santidad y justicia a aquellos que creen en El y confían en El para su salvación, haciéndolos absolutamente perfectos a ojos de Dios! Romanos 6:23 dice: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro’’. Ninguno de nosotros merece ser salvo; en su amor y misericordia Dios extiende su gracia a aquellos que han de creer. Gracia se define como “favor inmerecido’’. 4. En Efesios 2:8-9, el apóstol Pablo reitera su enseñanza de que la vida eterna con Dios es un don gratis. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe’’. Ningún hombre puede estar de pie ante Dios por la eternidad, y gloriarse de que “ganó’’ su camino al cielo. Todas las personas en el cielo estarán allí sólo por el don GRATUITO de Jesús, que El obtuvo de Dios debido a su sacrificio sustituto en la cruz. En lugar de castigar los pecados individuales de cada persona, Dios echó todos esos pecados sobre Jesús en la cruz (Isaías 53:2-12). Ahora, usted probablemente está pensando, “¿Cómo puedo obtener este regalo gratis de la vida eterna?’’. Nuevamente, la Biblia no se queda callada. En Hechos 16:25-33, el carcelero le preguntó ansiosamente a Pablo: “¿Qué tengo que hacer para ser salvo?’’. Pablo respondió: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo…’’, versículo 31. Usted debe CREER en Jesucristo como su Señor y Salvador. Para creer de verdad, usted debe poner toda su fe y confianza en Cristo y depender de El como su única esperanza de salvación y vida eterna. Esto es un asunto del corazón y usted no puede esperar que engañará a Dios fingiendo, porque El sabe todo sobre usted. Muchas personas creen equivocadamente que por meramente creer los hechos concernientes a la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, recibirán automáticamente el regalo de la vida eterna. Pero ese no es el caso. Los predicadores le llaman a eso “conocer con la cabeza y no conocer con el corazón’’. La salvación se otorga gratis, pero sólo para aquellos que son creyentes genuinos. 5. En Juan 1:1,14, vemos que Jesucristo es Dios, igual a Dios, presente con Dios desde antes del inicio del tiempo, y el verdadero Creador del Universo. El es 100% Dios y 100% humano al mismo tiempo, lo cual es la razón por la que El usó ambos títulos durante su ministerio, Hijo de Dios e hijo del hombre. Para ser Nacido de Nuevo, usted debe creer en esta doctrina sobre Jesucristo. El versículo 14 es el más importante, la enseñanza de que Jesús se hizo hombre. Esta enseñanza se convierte en un punto de separación entre los seguidores de Cristo y del Anticristo. En 1 Juan 4:1-3, vemos que cualquiera que niega que Jesús ha venido en carne es el espíritu del anticristo. Esto es justo lo que los gnósticos de ese día estaban diciendo, que Jesús el humano no era el Dios Mesías encarnado; en su lugar, la “Conciencia del Cristo’’, la “Conciencia del Mesías’’, le llegó a Jesús en su bautismo y lo abandonó en la cruz; ellos creen que Jesús no era Dios y Hombre. El movimiento de la nueva era y la masonería han resucitado esta blasfemia y le han añadido. 6. Isaías 53:6 predice exactamente lo que Jesucristo hizo por nosotros en la cruz: “Jehová [Dios el Padre] cargó en él el pecado de todos nosotros’’. ¡Alabado sea Dios! ¡Sólo la sabiduría, la gracia, y el poder del Dios Todopoderoso podría concebir un plan de salvación tan benévolo! La naturaleza de Dios es tal que el pecado debe ser castigado. ¡Punto! Pero Dios estableció un plan por el cual un sustituto inocente sería castigado en lugar de la persona culpable. En el Viejo Testamento, Dios permitió que el cordero fuera el sacrificio sustitutivo por el pecado; Jesús entonces se convirtió en el sacrificio sustitutivo final, por todos los pecados del mundo. El suyo fue el sacrificio perfecto, que nunca necesita ser repetido, y que salva a todas las personas para siempre jamás. Usted debe creer, y entender, este principio del Castigo Sustitutivo, antes de que usted pueda Nacer de Nuevo. Y usted debe creer que Jesucristo se convirtió en el Castigo Sustituto Perfecto por USTED, antes de que pueda Nacer de Nuevo. Ahora que usted entiende estas Verdades, y cree que son para su vida, necesita entender cómo puede obtener este regalo GRATIS de la vida eterna a través de Jesucristo. Después de todo, si yo fuera a tratar de darle a usted un regalo GRATIS, ese regalo no se convertiría en suyo si usted se rehusara a extender su brazo y tomar ese regalo de mi mano. Así que está aquí. Usted debe extender su brazo y tomar este regalo GRATIS de la Vida Eterna de la mano de Jesucristo. ¿Cómo se hace esto? Mediante la Fe Salvadora. Note que dije Fe Salvadora. Hay tipos de fe que no harán que usted se salve. Usted podría tener una fe de “conocimiento mental’’ que simplemente afirma intelectualmente los hechos de la persona de Jesucristo, pero eso no es la Fe Salvadora. Usted podría estar en una “iglesia’’ o en una secta que enseña muchas verdades sobre Jesucristo, pero que enseña que usted debe hacer muchas cosas para ganarse el camino al cielo. Esto no es la Fe Salvadora. La Fe Salvadora es creer en Jesucristo, y sólo en El, para su Salvación. Si usted piensa que necesita hacer cualquier cosa para ser salvo en vez de creer en la obra de Jesús en la cruz, usted es culpable de violar Efesios 2:8-9 e Isaías 53:6b. La mayoría de las sectas y de las falsas religiones cristianas yerran en este punto; añaden cosas que son “necesarias’’ para la salvación, u ofrecen una forma falsa de llegar al cielo, como la salvación por el bautismo. ¿Desea usted este Regalo de Vida Eterna por el que Jesús dejó el cielo y murió en la cruz para dárselo? Si su respuesta es “Sí’’, inmediatamente usted puede tener Vida Eterna. Déjeme aclarar exactamente lo que esto implica. Primero, usted va a transferir su confianza, su esperanza de vida eterna de lo que usted ha estado haciendo a lo que Jesucristo ha hecho por usted en la cruz. Jesús tomará su pecado y le transferirá A USTED su posición a la diestra del Padre, lo que llamamos Su justicia. Esto significa que aunque hemos dejado repetidamente de seguir los mandamientos de Dios, Cristo obedeció en forma perfecta todas las leyes de Dios. El vivió la vida perfecta, de modo que El pudiera ser el perfecto sacrificio inocente y sustitutivo que Dios pudiera aceptar por sus [los de usted] pecados, y los pecados del mundo entero, para todos los que crean en El. ¿Está usted dispuesto a arrepentirse ahora mismo de sus pecados, y convertirse en un miembro responsable de la familia eterna de Dios, siguiéndole y sirviéndole como miembro de Su familia eterna, siguiéndole y sirviéndole como miembro de Su cuerpo, la Iglesia? Si su respuesta de corazón es “Sí’’, entonces podemos ir a El en oración, y podemos decirle que usted quiere dejar de confiar en cualquier otra cosa para su Salvación Eterna, especialmente en cuanto a lo que usted pueda hacer por sí mismo. Usted puede poner su confianza en El y sólo en El para su salvación. Antes de que digamos esta simple oración, necesito señalar que el Señor Jesucristo está mirando más su corazón que lo que escucha lo que dicen sus labios. Como El prometió, “Y me buscaréis, y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jeremías 29:13). Si esto es lo que usted pretende cuando el Señor escuche su oración y le dé vida eterna, ahora mismo, en la privacidad de su hogar, déjeme orar. “Padre, te pido que otorgues el regalo GRATIS de la vida eterna. Que tu Espíritu Santo lo atraiga a él o la atraiga a ella a Ti Mismo. Dale fe para creer Tus maravillosas promesas. Dale arrepentimiento para abandonar sus pecados. Revélale hoy a Jesucristo crucificado como el perfecto sacrificio sustitutivo’’. Ahora mismo Jesucristo está con usted. Usted ahora no está hablando con nadie, sino con El. Si realmente usted quiere Nacer de Nuevo, dentro de la Familia Eterna de Dios por medio de Jesucristo, diga esta oración, pero de corazón. “Señor Jesús, quiero que vengas y tomes mi vida ahora. Soy un pecador. He estado confiando en mí mismo y en mis buenas obras, y en otras cosas. Pero ahora pongo en ti mi confianza. Quiero que Tú seas mi salvador personal. Creo que Tú moriste por mí. Te recibo como mi Señor y el Amo de mi vida. Ayúdame a abandonar mis pecados y a seguirte. Te doy gracias por Tu oferta del regalo GRATIS de la vida eterna. No lo merezco, pero gracias por él. Amén’’. Ahora, permítame orar. “Padre, has escuchado la oración que se ha dicho. Te pido en este momento de paz, que Tu Espíritu Santo le dé absoluta seguridad de la vida eterna; le otorgue la certidumbre de que sus pecados son perdonados. Concédele que pueda escuchar, en lo profundo de su alma, Tu voz diciendo: “Tus pecados te han sido perdonados. Ve en paz’’. Concédele, oh Jesús, que pueda escuchar tu voz diciendo: “Cuanto está lejos el oriente del occidente, así he alejado tus pecados de ti, para nunca más recordarlos en contra tuya. [La persona] que crea en Mí nunca vendrá a condenación. El que cree en mí ha pasado de muerte a vida. El que cree en mí no morirá, sino que tiene vida eterna [parafraseado el Salmo 103:12; Juan 3:18; 5:24; 3:16]. En el nombre de Jesús oro. Amén’’. Usted acaba de repetir la oración más importante que haya dicho en su vida. Si fue sincero en esta oración, quiero que vea lo que dice Jesús sobre lo que usted acaba de hacer. En Juan 6:47, Jesús dice: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna’’. En su oración usted no oyó coros de ángeles ni vio visiones; sin embargo, por un simple acto de fe, usted ha puesto su confianza para su salvación eterna en Jesucristo. La Fe que Salva es confiar SOLO en Jesucristo para recibir salvación. Si usted sintió en su corazón lo que dijo con sus labios, usted tiene la promesa de Jesucristo de que El ha perdonado sus pecados, y lo ha adoptado en su reino, y le ha dado vida eterna en el cielo con El. Si esto suena tan simple que usted tiene problemas para creer que pueda ser cierto, la Biblia le asegura que es definitivamente ciertísimo. A través de los siglos, el hombre ha complicado en forma deliberada este simple Plan de Salvación, ¡por lo que la mayoría de las personas no saben la forma tan simple y sencilla en que Dios ha planeado que sea la salvación a través de Jesucristo! Es por esto que Jesús dijo que nadie puede arrebatar a ninguno de los Suyos, que son Nacidos de Nuevo, de la mano del Padre. ¿Cómo puede usted saber con certeza que ha nacido de nuevo? Por favor, no espere una experiencia que haga que “la tierra tiemble’’, porque en la mayoría de los casos sucede en una forma bastante pacífica, una sensación de alivio y de que se ha levantado una carga. No habrá fuegos artificiales ni ninguna banda tocará, sólo una profunda calma que está muy adentro. Pero con el correr del tiempo, he encontrado que uno de los mejores indicadores del Nuevo Nacimiento es un genuino entendimiento de la Palabra de Dios. Antes de Nacer de Nuevo, el “hombre natural’’, como lo llama la Biblia (una persona perdida), no puede entender la Biblia porque se discierne espiritualmente (1 Corintios 2:14). ¡Sin duda, para él es una tontería! Así que cuando la Palabra comienza a tener sentido, a hablarle a su corazón, y declararlo culpable de pecado en su vida, es un buen indicador de que usted tiene el Espíritu de Dios residiendo en usted. Vea, el cristiano obtiene una nueva naturaleza espiritual mediante el Nuevo Nacimiento, pero no se deshace de la vieja naturaleza con que nació. Es por eso que es tan vitalmente importante que “crezcamos en gracia y en el conocimiento de Jesucristo’’ (2 Pedro 3:18). Debemos cooperar con el Espíritu Santo mientras caminamos a través de este mundo pecaminoso y profano que nos rodea. El Espíritu Santo literalmente establece residencia en nosotros cuando Nacemos de Nuevo y nunca nos dejará ni nos desamparará. Otra maravillosa evidencia de la salvación genuina se encuentra en el “fruto del Espíritu’’ (Gálatas 5:22) que se manifiesta en nuestra vida diaria a medida que el Espíritu Santo obra dentro de nosotros. ¡Su presencia se manifestará al mundo exterior mediante el amor, gozo, paz, paciencia, fe, etc., que ellos ven en nosotros! Entonces, la Biblia nos dice en Romanos 8:16 que: “El espíritu mismo (literalmente El mismo) da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios’’. En otras palabras, el Espíritu Santo que vive en lo profundo de nosotros nos dice que le pertenecemos a Dios. ¡Pero El ha hecho mucho más! En Apocalipsis 3:20, Jesús prometió: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo [y El ha estado llamando a la puerta de su corazón, y usted acaba de abrir la puerta para dejarlo entrar]; si alguno oyere mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo’’. ¡Jesucristo acaba de entrar EN SU CORAZON a través de la obra del Espíritu Santo, para vivir en su corazón por el resto de su vida! Qué gran noticia, porque ahora tenemos dentro de nosotros el mismo poder del Espíritu Santo que levantó a Jesús de entre los muertos [Romanos 8:11]. De hecho, lea Romanos 8 para ver todas las ventajas que tenemos debido a que el Espíritu Santo habita en nosotros diariamente. ¡La salvación mediante la sangre derramada por Jesucristo en el Calvario le da a usted una profunda y permanente Relación Personal con su Santo Espíritu mientras usted viva en esta tierra! ¡Mientras vaya leyendo la Biblia, especialmente el Nuevo Testamento, vendrá a entender la maravillosa profundidad que puede alcanzar en la relación entre usted y su Creador! ¡La salvación produce una relación que enriquecerá profundamente su vida diaria! ¡Usted nunca hubiera creído, previo a Nacer de Nuevo, qué clase de vida se ha estado perdiendo por tanto tiempo! Por favor, escríbanos para que nos diga si ha decidido Nacer de Nuevo. Necesitamos darle algunos consejos prácticos y enviarle un curso Biblico por correspondencia sobre cómo garantizar su continua madurez y productividad en el Señor. Nuestra direccion es lolomoralesgmail****
  • 5 Mar 2012
  • 5 688
Add To
Share Video

Primer paso: TENER FE En nuestra búsqueda de la vida eterna, el primer paso o requisito es tener fe en lo que hacemos mientras nos acercamos al Señor y Salvador de nuestras almas Jehová Dios. El segundo requisito es tener fe en la obra que Cristo a hecho por nosotros al morir en la cruz. El apóstol Pablo en su carta a los Hebreos cap. 11:6 dice: "empero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es menester que el que a Dios se allega, crea que le hay y es galardoneador de los que le buscan." Al mismo tiempo el apóstol manifiesta en el mismo libro de Hebreos 11:1 lo siguiente: " es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve." Debemos reconocer nuestra plena necesidad de un Salvador, considerando que todos hemos pecado y nadie es capaz de salvarse a sí mismo. La fe acepta el relato bíblico sobre la vida de Jesús y lo que el ha realizado por nosotros, también nos acerca a Dios y hace que nos aferremos al Señor con tenacidad. El creyente acepta el sacrificio de Jesús y entra con confianza en la presencia de Dios. La fe hace creer en forma implícita en la Biblia, hace que se la considere la expresión viva del Señor y así se somete a sus juicios. Por último, la fe es querer sufrir junto con Cristo, sabiendo que recibirá una recompensa. El segundo paso: CREER Las Sagradas Escrituras dice: en el libro de Génesis cap. 15:6 que creyó Jehová y le fue contado por justicia. ¿ Quién fue este varón de Dios? Abraham. Resulta que Dios evaluó todo lo que significaba la fe de Abraham y al analizarlo determinó que igualaba a la justicia, primero porque Abraham recibió y obedeció, todo lo que Dios le ordenó sin cuestionar nada. El silencio era la forma como Abraham manifestaba la palabra de Dios (creyó) ello resultó en un reconocimiento formal (y LE FUE CONTADO POR JUSTICIA) a tal estado llegó la relación del patriarca con Dios, que Dios le llamó su amigo, Santiago 2:23. En los días de los apóstoles estaban Pablo y Silas presos y ellos oraban y cantaban a Dios, y vino en la noche un terremoto que las puertas de la cárcel se abrieron y al ver esto el carcelero de Filipo quiso quitarse la vida, porque pensó que los presos habían escapado, pero los apóstoles no lo dejaron y lo animaban, en esos momentos le hablaron del evangelio y el les preguntó "señores ¿ qué es menester que yo haga para ser salvo? Y ellos le dijeron: cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa" Hechos cap.16: 30-31. Que importante es creer en el Señor Jesucristo para poder tener acceso a la salvación, creer que su sacrificio es parte de nuestra vida, en el libro de Juan cap. 3:16 dice: " porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna." Si nosotros creemos en el plan de salvación todo se nos hace más fácil, este plan está compuesto por respetar el día Sábado, estatutos que son las fiestas anuales de Dios. Pascua, Pentecostés, Trompetas, día de Expiación, Tabernáculos, creer y respetar los 10 mandamientos (exodo 20:1 – 17), en las leyes alimenticias (levíticos 11: 1 - 47), leyes morales etc., etc. Creemos que Jesús murió por todas estas cosas para hacer posible que nosotros hoy tengamos posibilidad de hacer lo mismo que el pueblo de Israel a quien se le confió la palabra de vida. Cuantas veces Ud. se a preguntado ¿qué debo hacer para ser salvo? Desde ya es importante tener fe, creer, pero también la palabra nos muestra en que creer. Jesús nos dice: el que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado. El tercer paso: ARREPENTIMIENTO Entonces oid esto, fueron compungidos de corazón y dijeron a Pedro y a los otros Apóstoles: varones hermanos ¿ qué haremos? Y Pedro les dice " arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo, Hechos 2: 37 - 38. Una fe activa nos impulsará a hacer algo por nuestra condición extraviada, siguiendo las normas indicadas para nosotros en las Sagradas Escrituras. Las normas de urbanidad nos enseñan que si hemos ofendido a alguna persona, debemos presentar nuestras excusas ante ella. Las escrituras nos declaran que nosotros estamos ofendiendo a Dios mientras continuamos desobedeciendo su voluntad. Meditemos: ¿ debemos menos reverencia a Dios que la que damos a los hombres? Si esto es así debemos dar el paso del arrepentimiento manifestando a Dios que nos sentimos apenados de haberle ofendido al haber pecado, pidiendo perdón e implorando su ayuda para vivir una vida de Santidad. ¿ Qué es el pecado? Es la transgresión de la ley de Dios (1° de Juan 3:4) y la desobediencia a su divina voluntad. Inseparablemente unida al paso del arrepentimiento va la conversión, a si " arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados, pues que vendrán los tiempos de refrigerio de la presencia del Señor" ( Hechos cap. 3:19). Implorar simplemente el perdón y continuar viviendo una vida de pecado, no va de acuerdo con la voluntad de Dios. En el libro de Ezequiel cap. 18:30 – 31 en contramos lo siguiente: " convertíos y volveos de todas vuestras iniquidades; y no os será la iniquidad causa de ruina, echad de vosotros todas vuestras iniquidades con que habéis prevaricado, y haceos corazón nuevo y espíritu nuevo ¿ y porqué moriréis casa de Israel?" Cuarto paso: CONVERTIMIENTO Después de la fe, creer, y el arrepentimiento, está el convertimiento, en la cita de Hechos 2:37 – 38 el apóstol Pedro dice: arrepentíos y convertíos. Cuando la persona se siente pecador se da cuenta también que tiene que reconciliarse, con su hacedor, ponerse a cuenta en todo lo que respecta a su vida y este paso se da del momento en que la escritura nos manifiesta quienes somos, ahí es cuando damos ese paso importante aceptando todo lo que Dios nos ofrece a través de su plan de Salvación, convertimiento es el convencimiento pleno de lo que Dios nos ofrece, de la vida que debemos llevar una vez que hemos aceptado a nuestro señor Jesucristo , que estamos dispuestos a cumplir los mandamientos de Dios y someternos a su voluntad, el profeta Ezequiel cap. 14:6 dice: " por tanto di a la casa de Israel: así dice Jehová el Señor : convertíos,y volveos de vuestros ídolos, y apartad vuestro rostro de todas vuestras abominaciones". ¿Que nos manifiesta Dios aquí?, nos dice que sin él estamos enfermos y él es el único que nos puede sanar, veamos lo que dice el apóstol Juan cap. 12:40 "que Israel se apartó de Dios: cegó los ojos de ellos y endureció su corazón; para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón; para que no vean con los ojos y entiendan con el corazón y se conviertan y yo los sane". ¿Qué espera Dios del ser humano? Que nos sometamos a su voluntad en forma integral, no objetando nada de lo que él nos entrega, para que recibamos sus grandes promesas, veamos el libro de Hechos 26:18 dice: " para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre santificados" Jesús dijo esto al apóstol Pablo, cuando lo llamó para su ministerio. Quinto Paso: BAUTISMO El tornarse del pecado hacia Dios, significa la muerte para el pecado. Así como llevamos al sepulcro a quienes han muerto, del mismo modo, cuando morimos para el pecado somos sepultados en las aguas del bautismo. Y el apóstol Pedro dice les dice: " arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibireis el don del Espíritu Santo," Hechos cap. 2:38. Al mismo tiempo Pablo manifiesta en Romanos cap.6:4 "porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo. Para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andamos en novedad de vida". Jesús nos dio un ejemplo al ser bautizado, y uno de sus últimos mandamientos dado a sus seguidores, fue el de enseñar a todas las gentes y luego bautizarlos. Cuando Felipe le predicó al Etíope acerca del evangelio de Jesucristo y la salvación, éste preguntó " que le impedía ser bautizado", a lo que el apóstol Felipe respondió: "si crees de todo corazón bien puedes", y respondiendo dijo: " creo que Jesucristo es el hijo de Dios". Después de su declaración de fe . . . " y mandó parar el carro y descendieron ambos al agua," Felipe y el eunuco; y le bautizó. Hechos8:37-38 Los pasos que hay que dar para obtener la salvación no son difíciles, y el Señor puede ser hallado si le buscamos con todo nuestro corazón, depende ahora de nosotros, si pensamos en estos 5 pasos hacia la salvación, vemos que todo es posible, porque la palabra de Dios nos entrega la orientación cómo podemos recibir el Espíritu Santo, que dicho sea de paso es el único medio como se obtiene, no hay otro, Jesús así lo dice: "el que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado". Jesús nos muestra otra virtud del creer, o sea esto equivale a recibirle a él en el corazón, y el bautismo es el testimonio externo de esa fe y convicción, en otras palabras el hombre o mujer al morir al pecado por medio del bautismo recibe el perdón de todos los pecados, absolutamente de todos ellos, también recibe el Espíritu Santo que nos conduce a toda verdad y justicia, nuestro nombre inscrito en el libro de la vida, veamos lo que dice el libro de Apocalipsis cap.22:14 "Bienaventurado los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas de la ciudad". Por ultimo dejamos como meditación lo que nos dice el libro de Hechos cap. 2:39 "porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y paara todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare" ¿Quiere Ud. ser parte de ésta gran familia de Dios y recibir su promesa? En sus manos está la decisión, de Ud. depende. Que el Señor le bendiga grandemente. Amén
  • 7 Sep 2011
  • 1 125
Add To
Share Video

*******www.youtube****/watch?v=EUCSbeC_LB4 *******www.youtube****/watch?v=BC7ewypEyrM *******www.youtube****/watch?v=-pG2WeRArp0 *******www.youtube****/watch?v=dU2_P2oOCNw *******www.youtube****/watch?v=77GcGC27m1Y *******www.youtube****/watch?v=8LG_6TRnDZw
  • 7 Mar 2011
  • 756
Add To
Share Video

*******www.youtube****/watch?v=OPLbjrafF1Q *******www.youtube****/watch?v=1dPo5wq4Jko *******www.youtube****/watch?v=ppFYQKHEsF4
  • 4 Mar 2010
  • 449
Add To
Share Video

*******www.youtube****/watch?v=guRTAocKd5o *******www.youtube****/watch?v=D2CIIrfNYRo *******www.youtube****/watch?v=UDlPWkWJqo0 *******www.youtube****/watch?v=vXjrRf7F_rI *******www.youtube****/watch?v=nU3H-ogCNBs *******www.youtube****/watch?v=PE8pWYeGCD4
  • 4 Mar 2010
  • 403
Add To
Share Video

*******www.youtube****/watch?v=n3Inxd9JkJg *******www.youtube****/watch?v=r-3bln0Es7g *******www.youtube****/watch?v=OgldiASA254 *******www.youtube****/watch?v=rfKC7ryZn8E *******www.youtube****/watch?v=2-YlKfif9bg
  • 3 Mar 2010
  • 401
Add To
Share Video

*******www.youtube****/watch?v=RmytjoBu8YY *******www.youtube****/watch?v=UColfU_b-9s *******www.youtube****/watch?v=X85PHhK6W28 *******www.youtube****/watch?v=OrJd2T2qGyY *******www.youtube****/watch?v=4kiyrrCbOZc *******www.youtube****/watch?v=Fv734qogZXg *******www.youtube****/watch?v=bMAv_uwPNVA *******www.youtube****/watch?v=jkybdvULW98 *******www.youtube****/watch?v=NQn9xOXKAcU *******www.youtube****/watch?v=k_5yh40-CGA *******www.youtube****/watch?v=-jqB147vI60 *******www.youtube****/watch?v=oGFiEbhKF34 *******www.youtube****/watch?v=OgldiASA254
  • 2 Mar 2010
  • 739
Add To
Share Video

DIOS PERDONA SIEMPRE Todos recordamos aquella escena en la que una gran muchedumbre traía a una mujer sorprendida en adulterio. Venían con piedras en las manos, dispuestas a apedrearla. Jesús les dijo retándoles: "El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra". Y ese Jesús, al ver que nadie le tiraba piedras, le dice: "¿Nadie te ha condenado, mujer? Yo tampoco te condeno". Agradecemos inmensamente a San Lucas que nos haya hecho este reportaje trágico y estupendo al mismo tiempo, que podría titularse: "Cómo condenan los Hombres. Cómo perdona Dios". Por experiencia sabemos que los hombres no perdonan, ni olvidan. Pero es un alivio oír de labios de Jesús aquellas palabras: "Yo tampoco te condeno", porque todos sentimos en lo más hondo del alma la necesidad grande y dolorosa de que Dios nos perdone. No es difícil aparentar ante los demás ser hombre de bien o mujer honesta, pero ante Dios, no queramos guardar las apariencias, porque no podemos. En el fondo Dios nos asusta. Y algunas veces nos preguntamos seriamente: ¿Podrá Dios perdonarme a mí? Hay algunos que ya no se lo preguntan, sino que se dicen a sí mismos con una tremenda seriedad: "Yo no tengo perdón de Dios". Es la misma frase que debió decir Judas cuando vio que su traición le costó la vida a Jesús; "He pecado entregando sangre inocente". ¡Muy bien dicho!. Entró en el templo y arrojó 30 monedas en la cara de los sacerdotes y escribas, ¡muy bien hecho!. Judas todavía conservaba algo bueno. Esa frase y esas monedas fueron dos hechos grandes dignos de un santo. Pero en ese momento en que pudo cambiar totalmente su vida, se atravesó en su mente una desesperada y terrible convicción: ¡No tengo perdón de Dios, no tengo perdón de Dios!. Y fué y se ahorcó En vez de volver a ver a Cristo, a pedir perdón, nos vamos ahorcando poco a poco en la desesperación, seguimos los mismos pasos y los mismos pensamientos: "He pecado muchas veces, ya no me puede perdonar Dios". Quizá también tiramos las monedas a la cara del demonio o de una persona, pero nos falta el paso más importante, el mismo que le faltó a Judas, el que salvó a Pedro: las lágrimas de arrepentimiento. El error del traidor fue pensar que Cristo no lo quería perdonar, que era demasiado. Pero se equivocó. Aquella misma noche Cristo lo había invitado a su mesa, a cenar con Él. Le lavó los pies con delicadeza y lo llamó amigo en el mismo momento que lo vendía. Pedro hizo algo más grave que Judas, renegó tres veces de Él, del mismo Dios, pero no desesperó; aquella mirada de Cristo se lo aseguró. Mientras Judas se suicidaba abriéndose las entrañas, así lo dice el Evangelio, el rudo pescador de Galilea, lloraba como un niño a las puertas de la casa de Caifás. Han pasado 20 siglos de historia desde aquel día. Han existido muchos imitadores de Judas y Pedro. ¿A quién de los dos prefieres imitar? Confía en Dios y acertarás. Hace mucho tiempo que Cristo te espera. Es una cita de perdón, para decirte con un amor tan inmerecido como cierto: "Yo tampoco te condeno, ve y no vuelvas a pecar..." Pedro y Judas representan a dos clases de hombres: todos pecamos como éllos: Judas vendiéndolo, Pedro negándolo. Pero Judas se ahorcó de un árbol y Pedro lloró confiadamente su pecado. Esa es la diferencia.
  • 5 Feb 2010
  • 523
Add To
Share Video

Querida mamá: Soy tu hijo, ¿recuerdas?. No he desaparecido, pues Dios me infundió un alma eterna en el momento en que fui concebido. No vi nunca la luz del día pero vivo para siempre. Sé porqué me mataste. El que debió haber sido mi padre andaba lejos del país. Tu te sentías sola porque él andaba muy ocupado en sus negocios. En su ausencia, surgió otro hombre. De ese romance fui engendrado yo. Nunca olvidaré los meses que me acunaste en tu vientre, ¡me sentí tan seguro y amado! Comprendo que no me desearas, ¿qué pensaría papá a su regreso? Había que blanquear el desliz matando al delator, y ese era YO. Por entonces no supe de las discusiones con tu amante, pues él quería verme nacido y tú no. ¡Qué peleas, hasta que le arrancaste el dinero que costó mi defunción! A todo le ponen precio, hasta el asesinato de un inocente. “Qué caros son los abortos”, comentaste. No justifico tu crimen, pero te perdono. Perdono a papá por haber sido tan irresponsable. También perdono al que, vestido de blanco, se manchó con mi sangre. ¡Qué dolor cuando me punzó con aquella enorme aguja y después me despedazó a sangre fría! Sé que tú nunca olvidarás el ruido de aquella aspiradora que se tragó mi cuerpecito a pedazos. Sé que te causó un trauma que llevas en silencio tratando de pensar que no fue nada. Sí era algo, era alguien… era yo, tu hijo. Conozco mamá, tus largas noches en vela y tus sobresaltos. Sé que luchaste mucho en tu interior sobre tu decisión de abortarme. En el fondo me amabas pero pudo más en ti el miedo. Sé que me amabas, pues aún sueñas conmigo y más de una vez te has preguntado, con remordimientos, si soy niña o niño, piensas cómo sería hoy día y qué alegrías te hubiera traído… ¡Soy niño! Me parezco más a ti que al seductor con el que andabas. ¿Cómo me vas a olvidar, si yo a cada momento pido a Papá Dios que borre esas pesadillas que turban tu descanso y te dan muerte en vida? Por eso, qué alegría cuando buscaste a un sacerdote que te inspiró confianza y te reconciliaste con el Señor de la Vida. Querida mamá, quiero verte feliz. Recuerda los consejos que te dio el sacerdote al despedirte: “hija, Dios Padre ya ha hecho su obra de amor en ti y a su tiempo irás sanando”. Mientras te estoy escribiendo, tengo a mi lado a mi amigo Antonio. Lo mató su mamá porque ella decía ser demasiado joven para ocuparse con ser madre. Tampoco él recibió nombre alguno de sus padres pero sí de Dios, quien nos ama infinitamente. Tengo muchísimos amigos que corrieron la misma suerte. A Carlitos lo abortaron porque su madre fue violada. El odio y el dolor resultante lo descargaron sobre el pobre inocente. Él siempre pregunta: “¿Por qué si mi mamá no amaba al hombre que la violó, me mato a mí, que la hubiera amado siempre y jamás me hubiera avergonzado de ella?”. Aquí en el reino del amor, sólo entendemos el lenguaje del amor. Por eso, no comprendemos esos “argumentos” acerca del aborto: por malformación del feto, por violación, por dificultades económicas de los padres, por no querer más hijos… Me cuentan que ni las guerras, ni Hitler con sus cámaras de gas letal han realizado tan brutal y desmedida masacre. Con los abortos se ha privado a la humanidad de brillantes poetas, sacerdotes, médicos, filósofos, músicos, pilotos, estadistas, pintores, arquitectos, santos y santas. A mí todos me dicen que quizá hubiera sido un habilidoso cirujano o un pianista a lo Mozart. Cuando nos reunamos, ya verás qué manos tengo, mami. Lo que más me gusta es cuando me dicen “tu mamá tiene que ser muy hermosa”. No llores mami. Confía en Dios hasta que nos volvamos a ver. ¡Ah, se me olvidaba! Aunque me consumo por verte, no te des prisa en venir, pues mis hermanos te necesitan. Hazles a ellos lo que nunca pudiste hacerme a mí. Fíjate que cuando bañas a mis hermanitos o les das de mamar, no sé, me entra un poquito de añoranza de todo lo que pudo ser y no fue. Me hubiera gustado ser amamantado con la leche de tus pechos, ser acariciado por esas manos tuyas tan lindas y tan semejantes a las mías, manos de cirujano malogrado. Quizás te preguntas dónde estoy. No te preocupes, estoy en los brazos de Jesús que me amó hasta dar su vida por mí. En Él todos encontramos la Vida. Y termino pidiéndote un favor. No para mí, como comprenderás, sino para otros niños. Que no los maten como a mí. Si conoces a una joven que quiera abortar o a un sujeto que monta campañas a favor del aborto, un médico asesino que se burla de Hipócrates o una enfermera que se presta a ese crimen, extiéndeles el amor de Dios, nuestro Padre. Entonces acuérdate de nosotros y díle que no mate más, que los niños le pertenecen a Dios. Grítales a todos que tenemos derecho a vivir como ellos, y que aunque nadie nos ame tenemos derecho a vivir y amar. Te espero con la boca aún sin estrenar, rebosante de besos que tengo guardados solamente para ti… Dedicado a todos los inocentes que mueren a diario…
  • 5 Jan 2010
  • 25 213
Add To
Share Video

EL ABORTO ES EL CRIMEN MAS TERRIBLE QUE HAY POR QUE ES SILENCIOSO,PERO SE PUEDE EVITAR PIDIENDOLE A DIOS SU PERDON,UNA VEZ REALIZADO NO SE PUEDE VOLVER ATRAS,PERO SI HAY UNA SOLUCION PARA EL ALMA AFLIGIDA, EL PERDON QUE SOLO JESUS TE PUEDE DAR, SI EL CON SU AMOR ETERNO , TE PERDONA TODO INCLUSO EL ABORTO, SI TU ESTAS AHORA EN ESTA SITUACION,JESUS QUIERE VENIR A TU VIDA Y PERDONARTE TUS PECADOS SOLO ORA ASI: SEÑOR JESUS ,PERDONAME , SOY PECADORA HE MATADO MI HIJO, PERO AHORA ME HE DADO CUENTA QUE ES UNA MALDAD, PERO YO SE QUE TU ME PERDONAS, VEN JESUS A MI VIDA,SOY PECADORA,TE ACEPTO AHORA COMO MI UNICO SALVADOR PERSONAL, AHORA QUIERO SEGUIRTE HASTA EL FINAL, POR QUE YO SE QUE MI VIDA SIN TI NO VALE NADA, GRACIAS SEÑOR POR QUE YO SE QUE SOY LIBRE DE TODA CULPA......AMEN. SI TU HAS ORADO CONVENCIDA QUE JESUS TE HA PERDONADO, Y QUE JESUS VINO A MORIR Y A RESUCITAR POR TI, QUE LES HAS CONFESADO CON TU BOCA COMOTU UNICO SALVADOR PERSONAL, Y QUE HAS CREEIDO PARA JUCTICIA QUE EL ES TU UNICO REY. TE INVITO QUE ME ESCRIBAS A: QUMRAN1964YAHOO.COM.AR. Y TE MANDARE LITERATURA PARA QUE COMIENSES A CAMINAR POR TU NUEVO CAMINO RECTO Y ANGOSTO QUE ES CRISTO
  • 5 Jan 2010
  • 3 019
Add To
Share Video

Jesus Christ died on the cross at Calvary for YOUR sins. Yes, for my sins too, but I myself have already accepted Christ. Although I know that I am a sinner, having acceptedJesus Christ as my Lord and Savior, makes all the difference in the world! He died for my sins and I am therefore washed clean by the blood of Jesus... You can be too!! Open your heart, mind and soul and invite Jesus Christ into your life right now. You won't know what you have been missing in your life until you do.
  • 7 Dec 2009
  • 664
Add To
Share Video

What is the plan of salvation / way of salvation? Are you hungry? Not physically hungry, but do you have a hunger for something more in life? Is there something deep inside of you that never seems to be satisfied? If so, Jesus is the way! Jesus said, “I am the bread of life. He who comes to me will never go hungry, and he who believes in me will never be thirsty” (John 6:35). Are you confused? Can you never seem to find a path or purpose in life? Does it seem like someone has turned out the lights and you cannot find the switch? If so, Jesus is the way! Jesus proclaimed, “I am the light of the world. Whoever follows me will never walk in darkness, but will have the light of life” (John 8:12). Do you ever feel like you are locked out of life? Have you tried so many doors, only to find that what is behind them is empty and meaningless? Are you looking for an entrance into a fulfilling life? If so, Jesus is the way! Jesus declared, “I am the gate; whoever enters through me will be saved. He will come in and go out, and find pasture” (John 10:9). Do other people always let you down? Have your relationships been shallow and empty? Does it seem like everyone is trying to take advantage of you? If so, Jesus is the way! Jesus said, “I am the good shepherd. The good shepherd lays down his life for the sheep. I am the good shepherd; I know my sheep and my sheep know me” (John 10:11, 14). Do you wonder what happens after this life? Are you tired of living your life for things that only rot or rust? Do you sometimes doubt whether life has any meaning? Do you want to live after you die? If so, Jesus is the way! Jesus declared, “I am the resurrection and the life. He who believes in me will live, even though he dies; and whoever lives and believes in me will never die” (John 11:25-26). What is the way? What is the truth? What is the life? Jesus answered, “I am the way and the truth and the life. No one comes to the Father except through me” (John 14:6). The hunger that you feel is a spiritual hunger, and can only be filled by Jesus. Jesus is the only one who can lift the darkness. Jesus is the door to a satisfying life. Jesus is the friend and shepherd that you have been looking for. Jesus is the life—in this world and the next. Jesus is the way of salvation! The reason you feel hungry, the reason you seem to be lost in darkness, the reason you cannot find meaning in life, is that you are separated from God. The Bible tells us that we have all sinned, and are therefore separated from God (Ecclesiastes 7:20; Romans 3:23). The void you feel in your heart is God missing from your life. We were created to have a relationship with God. Because of our sin, we are separated from that relationship. Even worse, our sin will cause us to be separated from God for all of eternity, in this life and the next (Romans 6:23; John 3:36). How can this problem be solved? Jesus is the way! Jesus took our sin upon Himself (2 Corinthians 5:21). Jesus died in our place (Romans 5:8), taking the punishment that we deserve. Three days later, Jesus rose from the dead, proving His victory over sin and death (Romans 6:4-5). Why did He do it? Jesus answered that question Himself: “Greater love has no one than this, that he lay down his life for his friends” (John 15:13). Jesus died so that we could live. If we place our faith in Jesus, trusting His death as the payment for our sins, all of our sins are forgiven and washed away. We will then have our spiritual hunger satisfied. The lights will be turned on. We will have access to a fulfilling life. We will know our true best friend and good shepherd. We will know that we will have life after we die—a resurrected life in heaven for eternity with Jesus! “For God so loved the world that he gave his one and only Son, that whoever believes in him shall not perish but have eternal life” (John 3:16). Have you made a decision for Christ because of what you have read here? If so, please click on the "I have accepted Christ today" button below.
  • 7 Dec 2009
  • 539
Add To
Share Video

Is the Bible truly God's Word?" Answer: Our answer to this question will not only determine how we view the Bible and its importance to our lives, but also it will ultimately have an eternal impact on us. If the Bible is truly God’s Word, then we should cherish it, study it, obey it, and fully trust it. If the Bible is the Word of God, then to dismiss it is to dismiss God Himself. The fact that God gave us the Bible is an evidence and illustration of His love for us. The term “revelation” simply means that God communicated to mankind what He is like and how we can have a right relationship with Him. These are things that we could not have known had God not divinely revealed them to us in the Bible. Although God’s revelation of Himself in the Bible was given progressively over approximately 1500 years, it has always contained everything man needs to know about God in order to have a right relationship with Him. If the Bible is truly the Word of God, then it is the final authority for all matters of faith, religious practice, and morals. The question we must ask ourselves is how can we know that the Bible is the Word of God and not just a good book? What is unique about the Bible that sets it apart from all other religious books ever written? Is there any evidence that the Bible is truly God’s Word? These types of questions must be seriously examined if we are to determine the validity of the Bible’s claim to be the very Word of God, divinely inspired, and totally sufficient for all matters of faith and practice. There can be no doubt that the Bible does claim to be the very Word of God. This is clearly seen in Paul’s commendation to Timothy: “… from infancy you have known the holy Scriptures, which are able to make you wise for salvation through faith in Christ Jesus. All Scripture is God-breathed and is useful for teaching, rebuking, correcting and training in righteousness, so that the man of God may be thoroughly equipped for every good work” (2 Timothy 3:15-17). There are both internal and external evidences that the Bible is truly God’s Word. The internal evidences are those things within the Bible that testify of its divine origin. One of the first internal evidences that the Bible is truly God’s Word is seen in its unity. Even though it is really sixty-six individual books, written on three continents, in three different languages, over a period of approximately 1500 years, by more than 40 authors who came from many walks of life, the Bible remains one unified book from beginning to end without contradiction. This unity is unique from all other books and is evidence of the divine origin of the words which God moved men to record. Another of the internal evidences that indicates the Bible is truly God’s Word is the prophecies contained within its pages. The Bible contains hundreds of detailed prophecies relating to the future of individual nations including Israel, certain cities, and mankind. Other prophecies concern the coming of One who would be the Messiah, the Savior of all who would believe in Him. Unlike the prophecies found in other religious books or those by men such as Nostradamus, biblical prophecies are extremely detailed. There are over three hundred prophecies concerning Jesus Christ in the Old Testament. Not only was it foretold where He would be born and His lineage, but also how He would die and that He would rise again. There simply is no logical way to explain the fulfilled prophecies in the Bible other than by divine origin. There is no other religious book with the extent or type of predictive prophecy that the Bible contains. A third internal evidence of the divine origin of the Bible is its unique authority and power. While this evidence is more subjective than the first two, it is no less a powerful testimony of the divine origin of the Bible. The Bible’s authority is unlike any other book ever written. This authority and power are best seen in the way countless lives have been transformed by the supernatural power of God’s Word. Drug addicts have been cured by it, homosexuals set free by it, derelicts and deadbeats transformed by it, hardened criminals reformed by it, sinners rebuked by it, and hate turned to love by it. The Bible does possess a dynamic and transforming power that is only possible because it is truly God’s Word. There are also external evidences that indicate the Bible is truly the Word of God. One is the historicity of the Bible. Because the Bible details historical events, its truthfulness and accuracy are subject to verification like any other historical document. Through both archaeological evidences and other writings, the historical accounts of the Bible have been proven time and time again to be accurate and true. In fact, all the archaeological and manuscript evidence supporting the Bible makes it the best-documented book from the ancient world. The fact that the Bible accurately and truthfully records historically verifiable events is a great indication of its truthfulness when dealing with religious subjects and doctrines and helps substantiate its claim to be the very Word of God. Another external evidence that the Bible is truly God’s Word is the integrity of its human authors. As mentioned earlier, God used men from many walks of life to record His words. In studying the lives of these men, we find them to be honest and sincere. The fact that they were willing to die often excruciating deaths for what they believed testifies that these ordinary yet honest men truly believed God had spoken to them. The men who wrote the New Testament and many hundreds of other believers (1 Corinthians 15:6) knew the truth of their message because they had seen and spent time with Jesus Christ after He had risen from the dead. Seeing the risen Christ had a tremendous impact on them. They went from hiding in fear to being willing to die for the message God had revealed to them. Their lives and deaths testify to the fact that the Bible truly is God’s Word. A final external evidence that the Bible is truly God’s Word is the indestructibility of the Bible. Because of its importance and its claim to be the very Word of God, the Bible has suffered more vicious attacks and attempts to destroy it than any other book in history. From early Roman Emperors like Diocletian, through communist dictators and on to modern-day atheists and agnostics, the Bible has withstood and outlasted all of its attackers and is still today the most widely published book in the world. Throughout time, skeptics have regarded the Bible as mythological, but archeology has confirmed it as historical. Opponents have attacked its teaching as primitive and outdated, but its moral and legal concepts and teachings have had a positive influence on societies and cultures throughout the world. It continues to be attacked by pseudo-science, psychology, and political movements, yet it remains just as true and relevant today as it was when it was first written. It is a book that has transformed countless lives and cultures throughout the last 2000 years. No matter how its opponents try to attack, destroy, or discredit it, the Bible remains; its veracity and impact on lives is unmistakable. The accuracy which has been preserved despite every attempt to corrupt, attack, or destroy it is clear testimony to the fact that the Bible is truly God’s Word and is supernaturally protected by Him. It should not surprise us that, no matter how the Bible is attacked, it always comes out unchanged and unscathed. After all, Jesus said, “Heaven and earth will pass away, but my words will never pass away” (Mark 13:31). After looking at the evidence, one can say without a doubt that, yes, the Bible is truly God’s Word. Recommended Resource: Taking a Stand for the Bible: Today's Leading Experts Answer Critical Questions About God's Word by Ankerberg & Burroughs. This page is also available in: Simp-Chinese, Română, Español, Arabic, Deutsch, Hebrew Korean, Russian, Indonesia, Việt, Ukrainian, Français Polski, Slovenčina, Bulgarian, Magyar, Greek, Srpski, Melayu, Italiano, Japanese, Belarusian, Türkçe, Cesky, Jawi, Svenska, Português, Hrvatski, Thai, Bosanski, Macedonian, Latviešu, Hindi, Trad-Chinese, Shqip, Dansk, Nederlands, Farsi Slovenščina, Afrikaans, Tagalog, Urdu, Suomi, Armenian, Kiswahili, Tamil, Sh-Punjabi, eesti, Azerbaijani, Lietuvių, IsiZulu, Sesotho, íslenska, Pashto, Kazakh, Malayalam, Mongolian, Sindhi, Sinhala, Yorùbá, Samoan, Nepali, Norsk, Myanmar, Hausa, Chin dialects, Esperanto
  • 6 Dec 2009
  • 1 287
Add To
Share Video

Jesus Christ died on the cross at Calvary for YOUR sins. Yes, for my sins too, but I myself have already accepted Christ. Although I know that I am a sinner, having acceptedJesus Christ as my Lord and Savior, makes all the difference in the world! He died for my sins and I am therefore washed clean by the blood of Jesus... You can be too!! Open your heart, mind and soul and invite Jesus Christ into your life right now. You won't know what you have been missing in your life until you do.
  • 6 Dec 2009
  • 439
Add To
Share Video

"Is Jesus the only way to Heaven?" I'm basically a good person, so I'll go to heaven." "OK, so I do some bad things, but I do more good things, so I'll go to heaven." "God won't send me to hell just because I don't live by the Bible. Times have changed!" "Only really bad people like child molesters and murderers go to hell." These are all common rationalizations, but the truth is that they are all lies. Satan, the ruler of the world, plants these thoughts in our heads. He, and anyone who follows his ways, is an enemy of God (1Peter 5:8). Satan is a deceiver and often disguises himself as someone good (2 Corinthians 11:14), but he has control over all the minds that do not belong to God. "The god of this age has blinded the minds of unbelievers, so that they cannot see the light of the gospel of the glory of Christ, who is the image of God" (2 Corinthians 4:4). It is a lie to believe that God doesn't care about small sins or that hell is reserved for "bad people." All sin separates us from God, even a “little white lie.” Everyone has sinned, and no one is good enough to get to heaven on their own (Romans 3:23). Getting into heaven is not based on whether our good outweighs our bad; we will all lose out if that is the case. "And if by grace, then it is no longer by works; if it were, grace would no longer be grace" (Romans 11:6). We can do nothing good to earn our way to heaven (Titus 3:5). "Enter through the narrow gate. For wide is the gate and broad is the road that leads to destruction, and many enter through it" (Matthew 7:13). Even if everyone else is living a life of sin in a culture where trusting in God is not popular, God will not excuse it. "As for you, you were dead in your transgressions and sins, in which you used to live when you followed the ways of this world and of the ruler of the kingdom of the air, the spirit who is now at work in those who are disobedient" (Ephesians 2:1-2). When God created the world, it was perfect and good. Then he made Adam and Eve and gave them their own free will, so they would have a choice whether to follow and obey God. But they were tempted by Satan to disobey God, and they sinned. This separated them (and everyone that came after them, including us) from being able to have a close relationship with God. He is perfect and holy and must judge sin. As sinners, we couldn't reconcile ourselves to God on our own. So God made a way that we could be united with Him in heaven. "For God so loved the world that he gave his one and only Son, that whoever believes in him shall not perish but have eternal life" (John 3:16). "For the wages of sin is death, but the gift of God is eternal life in Christ Jesus our Lord" (Romans 6:23). Jesus was born to die for our sins so that we would not have to. Three days after His death, He rose from the grave (Romans 4:25), proving Himself victorious over death. He bridged the gap between God and man so that we may have a personal relationship with Him if we only believe. "Now this is eternal life: that they may know you, the only true God, and Jesus Christ, whom you have sent" (John 17:3). Most people believe in God, even Satan does. But to receive salvation, we must turn to God, form a personal relationship, turn away from our sins, and follow Him. We must trust in Jesus with everything we have and everything we do. "This righteousness from God comes through faith in Jesus Christ to all who believe. There is no difference" (Romans 3:22). The Bible teaches that there is no other way to salvation than through Christ. Jesus says in John 14:6, "I am the way, the truth, and the life. No one comes to the Father except through me." Jesus is the only way of salvation because He is the only One who can pay our sin penalty (Romans 6:23). No other religion teaches the depth or seriousness of sin and its consequences. No other religion offers the infinite payment of sin that only Jesus Christ could provide. No other “religious founder” was God become man (John 1:1,14) – the only way an infinite debt could be paid. Jesus had to be God so that He could pay our debt. Jesus had to be man so He could die. Salvation is available only through faith in Jesus Christ! “Salvation is found in no one else, for there is no other name under heaven given to men by which we must be saved” (Acts 4:12). Have you made a decision for Christ because of what you have read here? If so, please click on the "I have accepted Christ today" button below.
  • 6 Dec 2009
  • 531
Add To
Share Video

Is Jesus the only way to Heaven?" "I'm basically a good person, so I'll go to heaven." "OK, so I do some bad things, but I do more good things, so I'll go to heaven." "God won't send me to hell just because I don't live by the Bible. Times have changed!" "Only really bad people like child molesters and murderers go to hell." These are all common rationalizations, but the truth is that they are all lies. Satan, the ruler of the world, plants these thoughts in our heads. He, and anyone who follows his ways, is an enemy of God (1Peter 5:8). Satan is a deceiver and often disguises himself as someone good (2 Corinthians 11:14), but he has control over all the minds that do not belong to God. "The god of this age has blinded the minds of unbelievers, so that they cannot see the light of the gospel of the glory of Christ, who is the image of God" (2 Corinthians 4:4). It is a lie to believe that God doesn't care about small sins or that hell is reserved for "bad people." All sin separates us from God, even a “little white lie.” Everyone has sinned, and no one is good enough to get to heaven on their own (Romans 3:23). Getting into heaven is not based on whether our good outweighs our bad; we will all lose out if that is the case. "And if by grace, then it is no longer by works; if it were, grace would no longer be grace" (Romans 11:6). We can do nothing good to earn our way to heaven (Titus 3:5). "Enter through the narrow gate. For wide is the gate and broad is the road that leads to destruction, and many enter through it" (Matthew 7:13). Even if everyone else is living a life of sin in a culture where trusting in God is not popular, God will not excuse it. "As for you, you were dead in your transgressions and sins, in which you used to live when you followed the ways of this world and of the ruler of the kingdom of the air, the spirit who is now at work in those who are disobedient" (Ephesians 2:1-2). When God created the world, it was perfect and good. Then he made Adam and Eve and gave them their own free will, so they would have a choice whether to follow and obey God. But they were tempted by Satan to disobey God, and they sinned. This separated them (and everyone that came after them, including us) from being able to have a close relationship with God. He is perfect and holy and must judge sin. As sinners, we couldn't reconcile ourselves to God on our own. So God made a way that we could be united with Him in heaven. "For God so loved the world that he gave his one and only Son, that whoever believes in him shall not perish but have eternal life" (John 3:16). "For the wages of sin is death, but the gift of God is eternal life in Christ Jesus our Lord" (Romans 6:23). Jesus was born to die for our sins so that we would not have to. Three days after His death, He rose from the grave (Romans 4:25), proving Himself victorious over death. He bridged the gap between God and man so that we may have a personal relationship with Him if we only believe. "Now this is eternal life: that they may know you, the only true God, and Jesus Christ, whom you have sent" (John 17:3). Most people believe in God, even Satan does. But to receive salvation, we must turn to God, form a personal relationship, turn away from our sins, and follow Him. We must trust in Jesus with everything we have and everything we do. "This righteousness from God comes through faith in Jesus Christ to all who believe. There is no difference" (Romans 3:22). The Bible teaches that there is no other way to salvation than through Christ. Jesus says in John 14:6, "I am the way, the truth, and the life. No one comes to the Father except through me." Jesus is the only way of salvation because He is the only One who can pay our sin penalty (Romans 6:23). No other religion teaches the depth or seriousness of sin and its consequences. No other religion offers the infinite payment of sin that only Jesus Christ could provide. No other “religious founder” was God become man (John 1:1,14) – the only way an infinite debt could be paid. Jesus had to be God so that He could pay our debt. Jesus had to be man so He could die. Salvation is available only through faith in Jesus Christ! “Salvation is found in no one else, for there is no other name under heaven given to men by which we must be saved” (Acts 4:12). Have you made a decision for Christ because of what you have read here? If so, please click on the "I have accepted Christ today" button below.
  • 4 Dec 2009
  • 628
Add To
Share Video

SALMO 92 Gloria del Dios creador . 1El Señor reina, vestido de majestad, el Señor, vestido y ceñido de poder: así está firme el orbe y no vacila. 2Tu trono está firme desde siempre, y tú eres eterno. 3Levantan los ríos, Señor, levantan los ríos su voz, levantan los ríos su fragor; 4pero más que la voz de aguas caudalosas, más potente que el oleaje del mar, más potente en el cielo es el Señor. 5Tus mandatos son fieles y seguros; la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por días sin término.
  • 14 Nov 2009
  • 385
Add To
Share Video

Líderes cristianos hispanos toman acción para mejorar la situación del calentamiento global 24 de junio de 2008, 02:14 PM WASHINGTON, 24 de junio /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Esperanza, la red evangélica hispana más grande de los Estados Unidos, está organizando una respuesta al problema del cambio climático. La organización se ha asociado con la Iniciativa Climática Evangélica (ECI, por sus siglas en inglés)... * Estilos de Liderazgo Diez maneras de guiar al pueblo de Dios. Textos bíblicos: Romanos 12:8; Salmo 78:72. He notado que hay por lo menos diez maneras principales en las que los líderes dotados guían a sus equipos: * Jovenes Lideres Un excelente reto para revisar nuestras ambiciones. Lamentablemente muchos líderes de jóvenes están gastando su energía en metas que nada tienen que ver con su llamamiento: la fama y el éxito. ¿Cuáles deben ser realmente las ambiciones de un líder juvenil? Cuando la iglesia hace su trabajo, las multitudes buscan la iglesia. * * Lideres Creativos Las iglesias son frecuentemente estereotipadas como organizaciones letárgicas, resistentes al cambio. Muchas iglesias están muertas, sin poder, navegando a la deriva, alternando entre la crisis y el aburrimiento * * Mujeres Lideres Al pensar en nuestro propio ejercicio del liderazgo debemos tener en mente, más que los beneficios que conlleva, la profundidad del compromiso que representa... * La oración que vincula al liderazgo Qué es lo que posee la oración que la vincula al liderazgo? ¿Por qué se dice que “el que ora bien ha estudiado bien”? La oración es una disciplina esencial para la predicación ya que nos pone en contacto con Dios y nos ayuda a ponernos en contacto nosotros y aquellos a nuestro alrededor ... ¿Qué es un líder? Existen muchas definiciones de qué es un líder, pero ¿cuáles son realmente los elementos básicos que no pueden faltar en una vida de liderazgo aprobada por Dios? El autor señala cinco elementos que son el corazón del llamamiento del líder...
  • 11 Nov 2009
  • 1 456
Add To
Share Video