Results for: profesión Search Results
Family Filter:
9:40
Vídeo ¿Cuanto creen ganar los estudiantes de Ingeniería en Control y Automatización al ejercer su profesión?
29 Aug 2019
19
Share Video

6:07
La profesión de Graduado Social es joven y sin embargo, con el transcurrir del tiempo no pasa un año en el que este colectivo no consiga, con el tesón y la perseverancia de los caracteriza, superar cualquier obstáculo. Los Graduados Sociales han sabido ensanchar el horizonte de su quehacer profesional, convirtiendose en uno de los constructores del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, una aportación que debe ser reconocida por todos los ciudadanos. Mediante el presente reportaje deseamos llegar al público en general, haciendo ver que pertenecemos a un Colectivo Universitario, altamente cualificado en materia laboral y de la Seguridad Social que está debidamente organizado y que con su trabajo ayuda a generar un bienestar social que repercute directamente en la Sociedad. Tal como se dice en este reportaje que ahora presentamos: "Queremos crecer pensando en el Futuro". Consejo General de Graduados Sociales de España. *******www.graduadosocial****/
27 Jun 2010
208
Share Video

7:14
En este curso encontrarás la respuesta a las siguientes preguntas: ¿Qué hago especialmente bien? (fortalezas, talentos y aptitudes) ¿Cómo debe ser el trabajo que se ajusta mejor a mis fortalezas, talentos y aptitudes, así como a mi situación actual? ¿Cuáles tareas y actividades corresponden a esta profesión, oficio o trabajo? ¿En que campo de especialidad debe encontrarse mi profesión? ¿Cómo debe ser la empresa u organización que mejor se ajusta a mis deseos? ¿Cuáles obstáculos encontraré en mi camino a esta profesión, oficio o trabajo? ¿Cómo puedo deshacerme de esos obstáculos? La Organización de "HazloBien-Curso de Estrategia Profesional" fue creada y organizada para que cada uno de nuestros miembros directos iniciadores o "Socios Senior", logren utilidades que pueden llegar a ser superiores a US$ 100.000 ó €100.000, pero honestamente. ¡Tú puedes ser uno de nosotros si sigues nuestros consejos!
23 May 2007
2952
Share Video

1:46
Anuncio promocional del diario uruguayo Últimas Noticias: *******www.ultimasnoticias****.uy Como cualquier otra creación, no podía abordar todos los problemas y males --y seguro que tampoco lo pretendía-- que aquejan a la profesión periodística. Como es un spot hecho para publicitar a una empresa informativa, no habla de la explotación, de la precariedad laboral, ni de la falta de libertad, presiones y peligros que sufren los periodistas.
29 May 2012
328
Share Video

0:32
que te gustaria ser de grande, what would you like to be when u grow up
11 Apr 2007
1657
Share Video

3:45
Entrevista a Alejandro Gimenez Bellido, pastor de profesión que condujo a un rebaño de 2200 ovejas por la "Cañada de Las Merinas", de Colmenarejo
11 Jul 2008
1127
Share Video

5:30
*******www.parainmigrantes.info te explica el trámite de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena o permiso de trabajo, mediante el cual, un extranjero puede residir y trabajar en España de forma legal. La autorización inicial de residencia temporal y trabajo tendrá una duración de un año y podrá limitarse a un ámbito geográfico y sector de actividad determinado. Habilitará a los extranjeros que residen fuera de España y que hayan obtenido el correspondiente visado a iniciar una relación laboral por cuenta ajena. En el caso de extranjeros residentes o si se hayan en situación de estancia por estudios podrán acceder a dicha autorización, sin que sea exigible el visado. La duración de la autorización estará en función del tiempo que hayan residido previamente en España, en el caso de los extranjeros residentes. Requisitos Serán requisitos para la concesión de la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena: a) Que la situación nacional de empleo permita la contratación del trabajador extranjero. A tales efectos, el Servicio Público de Empleo Estatal elaborará, con periodicidad trimestral y previa consulta de la Comisión Laboral Tripartita de Inmigración, un catálogo de ocupaciones de difícil cobertura, para cada provincia, así como para Ceuta y Melilla. La calificación de una ocupación como de difícil cobertura implica la posibilidad de tramitar la autorización para residir y trabajar dirigida al extranjero. Asimismo, la situación nacional de empleo permitirá la contratación en las ocupaciones no calificadas como de difícil cobertura cuando el empleador acredite la dificultad de contratación para el puesto que pretende cubrir, mediante la gestión de la oferta de empleo ante el servicio público de empleo concluida con resultado negativo, el cual emitirá en el plazo máximo de quince días una certificación que acredite la insuficiencia de demandantes de empleo adecuados y disponibles para aceptar la oferta. b) Que se garantice al trabajador una actividad continuada durante el período de vigencia de la autorización para residir y trabajar. c) Que las empresas solicitantes hayan formalizado su inscripción en el correspondiente régimen del sistema de Seguridad Social y se encuentren al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social. Además se podrá requerir al empresario que acredite los medios económicos, materiales y personales de los que dispone para su proyecto empresarial. d) Que las condiciones fijadas en la oferta de trabajo se ajusten a las establecidas por la normativa vigente para la misma actividad, categoría profesional y localidad. e) Que se posea la titulación, en su caso, debidamente homologada o que se acredite la capacitación exigida para el ejercicio de la profesión. f) Que los trabajadores extranjeros que se pretenda contratar carezcan de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español. g) Que los trabajadores extranjeros no se encuentren irregularmente en territorio español.... ver más en *******www.parainmigrantes.info
10 Feb 2009
939
Share Video

4:59
El ángel bohemio nos regala este canto por la paz, la solidaridad y la tolerancia que tanto necesita Colombia. Adrián Villamizar es médico de profesión y músico de vocación, argentino de nacimiento y colombiano de alma, actualmente residente en Barranquilla. Sus composiciones hermosas, sencillas y de contenidos profundos, su sensibilidad y el gran amor que siente por esta tierra (que ha hecho suya) han convertido a Adrián en uno de los compositores mas queridos y admirados de la costa atlántica colombiana. Intérpretes como Iván Ovalle y Adriana Lucía entre otros, los festivales más reconocidos de la región y un número importante y creciente de admiradores han elegido sus canciones. Este video es un pequeño reconocimiento que le hacemos sus amigos, al igual que un grupo en Facebook, "El angel bohemio".
26 Feb 2009
322
Share Video

10:23
Con una Semana de la Moda de Paris tan ajetreada como la que hemos tenido, aun no hemos podido felicitarle como se merece a Sonia Rykiel sus 40 años de profesión. Para celebrarlo, ofreció una cena y presentó una amplísima colección para la próxima primavera verano. En ella repasó todos sus elementos habituales: punto, rayas, boinas y colores vivos, dentro de un ambiente alegre en el que las modelos bailaban, saltaban y lanzaban besos desde la pasarela. En la pasarela pudimos ver coquetos conjuntos de top colorido más falda, pantalones anchos combinados con jerseys de punto, minivestidos y preciosos vestidos largos decorados con flecos. La cabeza se remataba con boinas y bombines. Para terminar, Sonia salió a saludar con su hija, Nathalie, actual directora de la firma. Pero éste no era el final del desfile, puesto que Nathalie aún tenía una sorpresa para su madre: 30 nuevas creaciones realizadas por importantes diseñadores en las que interpretaban el estilo Rykiel, como Ralph Lauren Alber Elbaz, Oliver Theyskens, Donna Karan, Karl Lagerfelc, etc. Martin Margiela creó un abrigo con el pelo rojo que caracteriza a Sonia, mientras que Jean Paul Gaultier homenajeaba las creaciones de punto con un vestido de rayas con dos enormes agujas para tejer. Un desfile para recordar.
23 Jun 2009
446
Share Video

5:05
El COIIM, el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, se dedica al encubrimiento de las estafas de sus Ingenieros Industriales Colegiados como finalidad última de ejercer la tutela del correcto ejercicio de la profesión como garantia de los derechos de los ciudadanos. ¡Pero que panda de Delincuentes sinverguenzas!
6 Aug 2009
302
Share Video

3:37
La iniciativa busca facilitar el encuentro entre oferentes y demandantes de teletrabajo. Para ello, los teletrabajadores alquilan una oficina virtual para dar publicidad a sus servicios. Las oficinas muestran el curriculum del teletrabajador (inquilino virtual), su teleservicio, un link a su sitio web, un formulario de contacto, el título o certificado de estudios y una foto. Los visitantes, encontrarán una opción para alquilar una oficina desde allí y en compensación se le agregará un mes gratis al inquilino virtual por el cual accedió. Las empresas que necesiten un servicio deben ir al buscador desde la recepción del edificio. Bastará hacer clic sobre “Busque Teletrabajadores” e introducir una o más variables de búsqueda como servicio, profesión, sexo, país, etc., para ver una lista de las oficinas donde están los teletrabajadores a los que podrán contactar directamente en forma gratuita. El monitor sobre el escritorio les mostrará el menú de opciones con la información cargada por el teletrabajador.
27 Aug 2009
502
Share Video

4:18
*******www.businessexpertsonline**** Se trata de una plataforma de marketing en línea y ventas de negocios del sistema. Con una línea de producto detrás de ella. Quiero dar a otras personas las mismas oportunidades que tengo, ayudar a los empresarios principiantes aprender los trucos de esta profesión.
8 Sep 2009
133
Share Video

3:00
*******bit.ly/4ymkWZ | Asistencia Virtual | Reto 30-60 de la Universidad de Internet & Exito. Video 2 | Video para Asistentes Virtuales | *******www.motivacional****.ar ¿Te interesa esta profesión? Visitame!
21 Oct 2009
208
Share Video

2:02
*******www.desarrollointernetyexito**** *******www.joelsalsa.wordpress**** Como puedes hacer tu negocio en Internet? *******bit.ly/19KME3 APROVECHA ESTA GRAN OPORTUNIDAD *******bit.ly/4lJb0A Desarrollo Máximo: Video 1/30 Reto 30-60 Internet y Exito este es el video 1 del Reto 30-60 de la Universidad Internet y exito en combinación con nuestro curso la clave del exito de INDEMAX, te invitamos a unirte a Internet & Exito la historia de los Negocios y el desarrollo personal para emprendedores por Internethispano? Bienvenidos a la Universidad de Internet & Exito. Casos de éxito en diseño Web y desarrollo Web :: Solsoft de Costa Rica Casos de éxito en Desarrollo y Diseño Web › Inscripción a pruebas El comercio enInternet es verdaderamente comercio electrónico hasta que se integran Video results for desarrollo en internet y exito Internet y el desarrollo rural agrícola: Un enfoque integrado La evidencia actual sugiere que, para alcanzar la sostenibilidad y el éxito, los proyectos deInternet dirigidos al desarrollo rural y agrícola deben Desarrollo Personal | La Clave para el Exito | ExitoEnCasa Pareciera que la Frase “La Clave para el Exito en Internet, en tu Negocio ... Temas Relacionados: Liderazgo y Desarrollo Personal, Liderazgo y Desarrollo Desarrollo Humano Integral Muchos concordamos: la capacitación y el desarrollo para tu éxito, para tu profesión, para la vida, no deben ser cosa de vez en cuando, desarrollo exito Como saber si mi producto tendra exito en Internet Desarrollo de una Transicion realizada en Inventor 2009
29 Oct 2009
140
Share Video

3:36
Pasos bíblicos para salvación. ¿Los ha tomado usted? Pasos bíblicos, o “pasos en falso”. A. OÍR, o LEER, con entendimiento el evangelio no adulterado del Señor es un paso bíblico para salvación. 1. “Así que la fe es por el oír , y el oír , por la palabra de Dios ” (Romanos 10:17). 2. Saulo de Tarso debía oír la palabra de Dios como paso esencial para alcanzar la salvación. Preguntando Saulo “¿Qué haré, Señor?” , el Señor le dice: “Levántate, y vé a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas ” (Hechos 22:10). Saulo debía oír “todo lo que está ordenado” . Nosotros también, si queremos ser salvos. B. CREER “por el oír” es un paso bíblico necesario para salvación. 1. De nuevo, es clave Romanos 10:17. “Así que la fe es por el oír , y el oír , por la palabra de Dios .” 2. Referente a “creer”, ¡cuidado de no tomar “pasos en falso” ! Por ejemplo: a) Creer por vista , o condicionar la fe en señales . ¡Camino equivocado ! La fe que salva no es por vista, sino por “el oír” . “Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal . Él respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal …” (Mateo 12:38-39). -El propósito primordial de las “señales” era confirmar la palabra de Dios , y en definitiva, NO confirmar la salvación de toda persona que creyera. Recibiendo la Gran Comisión, los apóstoles, “saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y CONFIRMANDO LA PALABRA con las SEÑALES que LA SEGUÍAN ” (Marcos 16:20). Las señales confirmaban “la palabra” . b) Confiar en la “fe sola” , o solo en “la profesión de fe” , como única condición para salvación. ¡Desvío peligroso! (1) “El hombre es justificado por las obras , y no solamente por la fe ” (Santiago 2:24). “La fe sin obras esta muerta” (Santiago 2:26). “Los demonios creen y tiemblan” (Santiago 2:19), pero no son salvos. (2) “La fe que obra por el amor ” es la que “vale” en Cristo Jesús (Gálatas 5:6). (3) El alma es purificada “por la obediencia a la verdad” (1 Pedro 1:22), y “creer” no es el único mandamiento de Cristo para el pecador que procura el perdón de Dios y la salvación. (4) Saulo de Tarso creyó en Cristo, confesándolo y llamándolo “Señor” , cuando lo vio y lo oyó camino a Damasco. Sin embargo, para que todos sus pecados fuesen lavados, o sea, perdonados, debía acatar el mandamiento de Cristo: “Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer” (Hechos 9:6). Llegado Saulo a la ciudad, Ananías, discípulo de Cristo, es enviado por Dios donde Saulo con este mensaje: “¿Por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre” (Hechos 22:16). La “fe sola” jamás hubiese resultado en la salvación de Saulo. Debía bautizarse para que sus pecados fuesen lavados, es decir, remitidos. C. Arrepentirse, con sinceridad, es un paso bíblico absolutamente esencial para salvación. 1. “ Arrepentíos , y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados ...” (Hechos 2:38). 2. “Dios… ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan ; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia…” (Hechos 17:30-31). D. Confesar “con la boca que Jesús es el Señor” es un paso bíblico necesario para ser “salvo” (Romanos 10:9), “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo ” (Romanos 10:13). 1. Ejemplo claro de “invocar el nombre del Señor” lo tenemos en el caso del eunuco, etíope, quien, escuchando predicado el evangelio en labios de Felipe, pidió ser bautizado. “Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios” pronunció él, bautizándolo enseguida Felipe (Hechos 8:35-40). 2. “Paso en falso” es el de “orar la oración del pecador para perdón” . “Invocare el nombre del Señor” es sinónimo de “confesares con tu boca que Jesús es el Señor” , y no, en definitiva, con “orar el pecador a Cristo, pidiendo perdón”. Ningún ejemplo de semejante “oración del pecador para perdón” se halla en todo el Nuevo Testamento. Ningún pecador se salva, orándola. E. Ser bautizado, por inmersión (Romanos 6:3-7) , “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38) , “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19), es un paso bíblico indispensable para ser perdonado el pecador, y añadido a la iglesia que Cristo edificó. ¡Muchísimo cuidado de tomar los siguientes “PASOS en FALSO” relacionados con el bautismo! 1. Ser bautizado por aspersión. ¡Paso equivocado en grande! a) El único bautismo bíblico es por inmersión . (1) “Y descendieron ambos al agua , Felipe y el eunuco, y le bautizó . Cuando subieron del agua …” (Hechos 8:38-39). (2) “ Sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo … fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte…” (Romanos 6:3-7). b) Los bautizados por aspersión por los oficiales de la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Episcopal, la Anglicana, la Presbiteriana, la Metodista, otras sectas protestantes y ciertas iglesias pentcostales, si desean tener el bautismo bíblico, pues que pidan ser bautizados por inmersión. 2. Ser bautizado por inmersión, pero no “para perdón de los pecados” . “Paso en falso” peligrosísimo. a) El designio fijado por Dios para el bautismo es “PARA PERDÓN” . Quien no se bautice con este propósito, ¡frustra el designio de Dios! (1) “Bautícese cada uno… para perdón ” (Hechos 2:38). (2) “Bautízate, y lava tus pecados ” (Hechos 22:16). (3) “El bautismo ahora NOS SALVA ” (1 Pedro 3:21). (4) “El que creyere, y fuera bautizado , será salvo ” (Marcos 16:16). (5) “El que no naciere del agua (que no es bautizado como manda Dios) y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios ” (Juan 3:5). (6) El “viejo hombre” de pecado, habiendo sido sepultado en las aguas bautismales, resucita como “nueva criatura” para andar “en nueva vida” (Romanos 6:3-7). Por consiguiente, el “nuevo nacimiento” no se efectúa sin el bautismo ordenado por Dios, Cristo y el Espíritu Santo. b) Con rarísimas excepciones, los oficiales de las iglesias evangélicas y pentecostales NO bautizan “para perdón de los pecados” , más bien predicando el bautismo como mero “símbolo” de salvación, y no como paso bíblico esencial para la salvación . Los bautizados por ellos, si desean el bautismo completamente bíblico, han de volver a sumergirse en las aguas, haciéndolo con el entendimiento y el propósito correctos. Al dar este paso, aseguran tener el único bautismo bíblico. Al darlo, es inconcebible que afrenten a Dios, a Cristo o al Espíritu Santo. Ya que los tres establecen, terminantemente, el propósito del bautismo como “para perdón de pecados” , esperan, sin duda, que cada creyente dé el paso del bautismo tal cual ordenado por ellos. “¿Bautizarme de nuevo? ¡Yo no me bautizo de nuevo!” Si ninguno de sus bautismos anteriores ha sido efectuado bíblicamente, la cuestión no es “bautizarse de nuevo” sino bautizarse bíblicamente por primera vez. ¡Cuidado de no tropezar sobre este particular, denegándose a sí mismo el bautismo que agrada a Dios. 3. “Paso en falso” también es el de “tomar clases de candidato como condición para ser bautizado” . Esta “condición” no la establece el Espíritu Santo, sino los “pastores, pastoras, predicadores, evangelistas y profetas” no enviados por él. a) El bautismo bíblico es efectuado enseguida , sin demora . La razón es obvia: el bautismo es “para perdón” , y por consiguiente, el perdón de pecados no es concedido hasta que el creyente no se bautice. (1) El carcelero de Filipos, y su familia, fueron bautizados “enseguida” . “Y él, tomándolos en aquella misma hora de la NOCHE , les lavó las heridas, y en seguida se bautizó él con todos los suyos ” (Hechos 16:33). (2) Los aproximadamente tres mil convertidos en el día de Pentecostés “fueron bautizados… aquel día” (Hechos 2:41), y no meses o años después. Los apóstoles no los desviaron por caminos equivocados. No los mandó a “tomar clases de candidato” por determinado tiempo. (3) Tan pronto confesara el eunuco de Etiopía que “Jesucristo es el Hijo de Dios” , enseguida Felipe le bautiza. b) Si a usted le desviaron del camino correcto, exigiéndole “clases de candidato”, ¿qué impide rectificar usted su andar? Esto se logra volviendo al punto de la desviación y retomando la senda bíblica de la salvación. ¿Ha tomado usted estos pasos bíblicos de salvación? Millones vivos en el presente los han tomado. Renunciando doctrinas e iglesias de hombres, han obedecido “de corazón aquella forma de doctrina” (Romanos 6:17) dada a los apóstoles de Jesucristo por el Espíritu Santo. ¿Quiere usted tomarlos también? ¿Cómo podemos ayudarle? De haberlos tomado ya, guiado particularmente por los estudios disponibles en este sitio de Internet, si quiere informárselo al público, favor de comunicarnos los datos pertinentes.
5 Nov 2009
1798
Share Video

4:30
Testimonio de Watchman Nee Introducción: Este testimonio fue cedido por el Hermano Watchman Nee a un colaborador en un encuentro que sostuvieron en Kulangsu, una isla cercana a la costa del sudeste de provincia de Fukien, China, en octubre de 1936. Hasta donde yo sé, ésta era la única ocasión en su vida en la que él habló en detalle sobre sus asuntos personales. Muy raramente él trataba públicamente con lo relacionado a su propia experiencia espiritual, probablemente porque "no quiero que nadie piense más de lo que ve u oye de mí" (2 Cor. 12:6). Trasfondo familiar. Nací en una familia Cristiana. Yo fui el tercer niño precedido por dos hermanas. Porque yo tenía una tía que había tenido seis hijas sucesivamente, mi tía paternal estaba disgustada cuando mi madre dio a luz a dos muchachas. Según la costumbre china, se prefieren los varones a las hembras. Cuando mi madre dio a luz a dos muchachas, las personas dijeron que probablemente a ella le pasaría como a mi tía. Aunque mi madre todavía no fue salva, ella comenzó a orar y a pedirle al Señor "Si yo tengo un muchacho, lo dedicaré a Tí." El Señor oyó su oración y nací yo. Mi padre me dijo en una ocasión, "Antes de que nacieras, tu madre prometió presentarte al Señor." Salvación. Fui salvo en 1920 a la edad de diecisiete años. Antes de ser salvo experimenté serias dudas y angustia debatiéndome si aceptar al Señor Jesús como mi Salvador o no, y si debía servir al Señor. Para la mayoría de las personas, el problema en el momento de salvación es cómo librarse del pecado. Pero para mí, librarme de la esclavitud del pecado y entregarle mi vida iban juntos. Si yo fuera a aceptar al Señor Jesús como mi Salvador, lo aceptaría simultáneamente como mi Señor. No sólo me libraría del pecado sino también del mundo. En ese momento yo tuve miedo de ser salvado, porque yo supe que una vez yo fuera salvado yo debía servir al Señor. Por consiguiente, era necesario que mi salvación incluyera esos dos aspectos. Para mí era imposible poner al Señor que llama de lado y desear sólo salvación. Yo tenía que o escoger creer en el Señor y tener una salvación dual o renunciar a ambos. Para mí aceptar al Señor significarían que ambos circunstancias tendrían que tener lugar simultáneamente. Fue en la tarde del 29 de abril de 1920, estaba solo en mi cuarto. No tenía ninguna paz en mi mente. Fuera que me sentara o me levantara, no podría encontrar ningún descanso, la batalla que se libraba dentro de mí era si debía reconocer a Cristo como mi Señor o no. Me sentía más inclinado a no creer en el Señor Jesús y no ser un Cristiano. Sin embargo, eso me hizo sentir muy intranquilo interiormente. Había un forcejeo muy real dentro de mí. Entonces me arrodillé para orar. Al principio no tenía ninguna palabra con que orar. Pero muchos de mis pecados se me vinieron a la mente y comprendí que yo era un pecador. Yo nunca había tenido en mi vida semejante experiencia antes de ese momento. Me vi como un pecador y yo también vi al Salvador. Vi la inmundicia de mi pecado y también vi el poder de la sangre preciosa del Señor limpiándome y haciéndome más blanco que la nieve. Vi las manos de Señor clavadas en la cruz, y al mismo tiempo le vi estirar Sus brazos hacia mí para darme la bienvenida y decirme "estaba esperando recibirte." Sobrecogido por tanto amor, no podía rechazarlo, y decidí aceptarlo como mi Salvador. Tiempo atrás, yo me había reído de aquéllos que creían en el Señor, pero esa tarde no podía reírme de eso. En cambio, lloré y confesé mis pecados buscando el perdón de Señor. Después de hacer mi confesión, la carga de pecados se soltó, y me sentía flotante y lleno de alegría interior y paz. Esto era la primera vez en mi vida que yo me di cuenta que era un pecador. Era la primera vez que oraba y tenía mi primera experiencia de alegría y paz. Mi experiencia de salvación se me hacía muy vívida y real. En cerrado en mi cuarto me aislé de todo lo que me rodeaba y le dije al Señor "Señor, que misericordioso y amable has sido conmigo." Entre los que me oyen hay tres condiscípulos míos por lo menos. Entre ellos está el Hermano Pese Kwang-hsi que puede testificar del tipo de lo enfermizo que yo era, así como un excelente estudiante mientras estaba en escuela. En el aspecto negativo, infringí a menudo las reglas escolares. En el aspecto positivo, yo estaba siempre el primero en cada examen, porque Dios me había dado inteligencia. Mis trabajos escolares frecuentemente se anunciaban en el tablón de anuncios para ser exhibidos. En ese momento yo pertenecía a una juventud con muchos y grandes sueños así como muchos planes de futuro. Pero todos esos planes llegaban a su fin. Puedo decir humildemente que eso fue muy duro, hubiera sido bastante posible alcanzar un gran éxito en el mundo. Mis condiscípulos también pueden testificar de esto. Pero siguiendo con la historia de cómo fui salvo muchas buenas cosas pasaron me sucedieron. Todos mis planes de antes se anularon. Mi futura carrera la abandoné totalmente. Para algunos este paso podría ser fácil, pero no para mí, con tantos planes y sueños, era sumamente penoso. En la misma tarde en que fui salvado empecé a vivir una nueva vida, la vida que el Dios eterno había entrado en mí. Mi salvación y llamamiento para servir al Señor tuvieron lugar simultáneamente. Desde esa tarde, yo no he tenido nunca ninguna duda sobre mi llamado. Durante esa hora pensé por última vez en mi futura carrera. Comprendí que, en una mano, el Señor me había salvado para mi bendición, y al mismo tiempo, Él lo hizo para Su propia causa. Él quería que yo obtuviera Su vida eterna, y también me quiso para servirlo y ser Su colaborador. Como era un bebé en el Señor aún no entendía la verdadera naturaleza de predicar. Años atrás, lo consideré ese trabajo como la más absurda y baja de las ocupaciones. En esos días la mayoría de los predicadores eran empleados por europeos o misioneros americanos. Ellos eran segundones serviles a los misioneros que ganaban ocho o nueve dólares por mes. Mi intención antes de convertirme no era ni volverme un predicador ni siquiera un cristiano. Nunca hubiera podido imaginar que escogería la profesión de predicador, una profesión que desprecié y consideré absurda y primaria. Aprendiendo a servir al Señor. Después que fui salvado, comencé a amar las almas de pecadores de forma espontánea y deseaba que ellos se salvaran. Con ese fin empecé a predicar el evangelio y a llevar testimonio entre mis condiscípulos. Sin embargo después de casi un año de trabajo, nadie se salvó. Pensé que el problema estaba en mi manera de hablarles o explicarles el evangelio. Pero aunque yo tenía mucho que explicar acerca del Señor, a mis palabras les faltaba el poder para mover a los oyentes. Oración para la salvación de otros. Aproximadamente en este tiempo me encontré con una misionera Occidental, la Srta. Groves (Margaret la colaboradora de la hna. Barber), quién me preguntó que a cuantas personas yo había traído al Señor en el año después de mi salvación. Bajé mi cabeza y vergonzosamente admití en voz baja que, aunque les había predicado el evangelio a mis condiscípulos, no quisieron escuchar, y cuando escuchaban, no creían. Mi actitud era que, una vez que ellos rehusaban oir el evangelio yo había cumplido mi trabajo, y ellos tenían que asumir las consecuencias. Ella me habló con franqueza: "tú eres incapaz de llevar a las personas al Señor porque hay algo sin solucionar entre Dios y tú. Puede ser que tengas algunos pecados sin confesar, o asuntos que aun no hayas resuelto con alguien." yo admití que tales cosas existían, y ella me preguntó si yo deseaba abandonarlos inmediatamente. Le contesté que desde luego que sí. También ella me preguntó acerca de la manera en la que yo daba testimonio. Le contesté que escogía a las personas al azar en y les hablaba, sin tener en cuenta si ellos estaban escuchando o no. Ella me dijo "Esa no es la manera correcta. Tú tienes que hablar primero con Dios, antes de hablar a las personas. Debes orar a Dios, haz una lista con los nombres de los compañeros, y pregúntale a Dios que por cual de ellos debes de orar. Ora diariamente por ellos y menciónalos por su nombre. Entonces cuando Dios te lo permita te dará la oportunidad, y tú debes darles testimonio." Después de esa conversación, empecé a tratar con mis pecados haciendo restitución inmediata y pagando mis deudas, reconciliándome con mis condiscípulos, y confesando mis ofensas a otros. Además anoté en mi cuaderno los nombres de aproximadamente otros setenta compañeros y empecé orando diariamente para ellos y mencionando sus nombres individualmente ante Dios. A veces oraba por ellos a todas horas e incluso en clase, silenciosamente,. Cuando la oportunidad surgió, yo les daba testimonio a ellos e intentaba persuadirlos a creer en el Señor Jesús. Mis compañeros a menudo hacían chistes cuando me veían venir, "Hay viene Don predicador. Vamos a escuchar su predicación." Aunque la verdad era que ellos no tenían ninguna intención de escuchar. Llamé de nuevo a la Srta. Groves y le dije, los "He seguido sus instrucciones totalmente, pero todavía no ha habido resultado" así que Ella contestó, el "No se sienta defraudado. Siga orando hasta que algunos se salven." yo continué orando diariamente. Cuando la oportunidad se presentó, compartí mi testimonio y les prediqué el evangelio. Gracias al Señor, después de varios meses, se salvaron todos menos uno de las setenta personas cuyos nombres estaban en mi cuaderno. Aprendiendo una lección de sumisión. En 1923 siete de nosotros trabajamos juntos como colaboradores. Dos de nosotros llevábamos la delantera, un colaborador que era cinco años mayor y yo. Nosotros teníamos otro colaborador con el que nos encontrábamos todos los viernes. Nosotros éramos todos jóvenes entonces, y cada uno tenía su propia manera de pensar. Yo demostré a menudo al mayor colaborador que estaba equivocado, y viceversa. Puesto que mi temperamento no se había sometido totalmente a Dios, yo frecuentemente perdía los estribos. Hoy en 1936 a veces me río de aquellas circunstancias, pero entonces yo raramente me reía de ese momento. En nuestras controversias admito que muchas veces estaba equivocado, pero él también lo estaba en algunos momentos. Era fácil para mí perdonar mis propias faltas, pero no me era tan fácil perdonar a otros. Uno de los viernes en que tuve esa discusión, busqué a la misionera Barber el sábado y para acusar al otro colaborador. Le dije "los otros le dijeron al otro obrero que debe actuar de esta manera, pero él no me escucha. usted tiene que hablarle." A lo que la misionera Barber contestó, el "Él es cinco años mayor que tú; debes escucharlo y debes obedecerle." A lo que yo contesté, "Pero cree usted que es razonable escucharlo?" Ella me dijo, "¡Sí! Las Escrituras dicen que el más joven debe obedecer al mayor." yo contesté, " no puedo hacer esto. Un Cristiano debe actuar según la lógica." Ella contestó, "Si tiene razón o no, eso no te tiene que preocupar. Las Escrituras dicen que el más joven debe obedecer el mayor." yo en el fondo estaba enfadado porque la Biblia decía semejante cosa. Quise dar rienda suelta a mi indignación, pero no pude. Durante un tiempo siguieron las discusiones de los viernes, iba a ella a quejarme de lo ofendido que me sentía, pero ella me citaba las Escrituras de nuevo y exigía que obedeciera al superior. A veces yo lloraba el viernes por la tarde después de la discusión en la tarde del viernes. Entonces iba a la misionera Barber el Sábado día para desahogar mis agravios y esperar que ella me vindicara. Pero volvía a terminar llorando después de la próxima tarde de sábado en casa. Deseé haber nacido unos cuantos años antes. La cosa está en que en esa controversia yo tenía argumentos muy buenos. Estaba convencido que cuando se los dijera, ella vería cómo mi colaborador estaba equivocado y entonces me apoyaría. Pero ella decía , "Si el colaborador está equivocado o no es otra cuestión. Mientras estás acusando a tu hermano ante mí, estás siendo llevado a la cruz? ¿Eres como un cordero?" Cuando ella me cuestionó de esta manera, me sentí muy avergonzado y nunca pude olvidarme de sus palabras. Mis argumentos y mi actitud revelaban que yo no estaba actuando como uno que va la cruz, ni como un cordero. Dios quiso pulirme y quitar todos lo afilado, puliendo mis aristas. En tales circunstancias aprendí a obedecer a un colaborador mayor. En ese año y medio, aprendí la lección más valiosa de mi vida. Aunque mi cabeza estaba llena con ideas, Dios quiso llevarme a entrar en la realidad espiritual. En ese año y un medio, comprendí lo que es llevar la cruz. Hoy en 1936 nosotros tenemos unos cincuenta colaboradores. Si no hubiera sido por la lección de obediencia que aprendí en ese año y un medio, temo que no hubiera podido trabajar junto con nadie más. Dios me puso en esas circunstancias para que yo pudiera aprender a estar bajo el control del Espíritu Santo. En esos dieciocho meses yo no tuve ninguna oportunidad de sacar mis propuestas adelante. Yo sólo podía llorar y sufrir por eso. Pero era algo necesario, para que Dios puliera en mí todos los bordes y afiliadas aristas. Esto ha sido una cosa difícil de lograr. ¡Cuanto Le agradezco y cuanto alabo Dios que me dio tal Gracia! Hay una palabra que debo decir a los colaboradores jóvenes. Si ustedes no pueden resistir la prueba de la cruz, usted no pueden convertirse en instrumentos útiles. Es sólo cuando tienen el espíritu de un cordero que Dios se siente complacido: la apacibilidad, la humildad, y la paz. Su ambición, altos propósitos, y la habilidad son todos inútiles a los ojos de Dios. Yo he estado en este mal camino y debo confesar a menudo mis limitaciones. Todos los que me rodean están en manos de Dios. No es una pregunta de quien tiene razón; es una pregunta de si estás llevando la cruz. En la iglesia, tener razón o no carece de importancia; todo lo que cuenta es ser llevado a la cruz y aceptar el quebrantamiento. Esto produce el desbordamiento de vida divina y logra que los Suyos se amen. Dios como mi Sanador. En 1924 me descubrieron una enfermedad, me sentía débil, tenía dolor en el pecho, y una fiebre ligera. El Dr. H. S. Wong me dijo, los "Sé que ustedes tienen fe y que Dios le puede curar, pero permítame examinarlo y diagnosticarle su enfermedad." Después del examen habló con el hermano Wong Teng Ming durante algún tiempo en voz muy baja. Al principio, aunque les pregunté, ellos no quisieron decirme el resultado del examen. Pero cuando les dije que no tenía miedo de cuales fueran los resultados, el Dr. Wong me dijo algo que me preocupó: que había contraído la tuberculosis y que mi situación era tan seria que se prolongaría indefinidamente. Esa noche yo no pude dormir; no quería ir al encuentro del Señor sin haber completado mi trabajo. Me sentía muy deprimido. Decidí ir al campo por un tiempo y tener más comunión con el Señor. Le pregunté al Señor, "¿Cuáles son tus propósitos para mí? Si deseas prolongar mi vida, haz lo que quieras ya que no temo morir." Durante medio año no supe con seguridad qué quería el Señor para mí, pero había alegría en mi corazón, y sabía que el Señor nunca pudiera estar equivocado. Las muchas cartas que recibí durante este tiempo no me trajeron estímulo o consuelo; más bien, ellos me reprendían porque trabajaba en exceso y porque no me cuidaba adecuadamente. Un hermano me reprochó citando Efesios5:29, "Porque nadie aborreció su propia carne, sino que la nutre y la cuida, así como Cristo hizo a la Iglesia." El hermano Cheng Chi-kwei de Nanking me invitó a su casa donde podía descansar y al mismo tiempo ayudarle a traducir el curso bíblico por correspondencia del Dr. Scofield's. Durante esos días unos treinta hermanos y hermanas me visitaron para tener compañerismo. Hablé con ellos con respecto a preguntas relacionadas con la Iglesia. Comprendí que la mano de Dios estaba obrando en mí con el propósito expreso de hacerme retroceder a mi primera visión; por otra parte, mi etapa como predicador de avivamiento había terminado. Día tras día pasaba sin que mi tuberculosis se curara. Aunque pasaba mucho tiempo escribiendo y estudiando la Biblia, la enfermedad no me abandonaba. Tenía algo de fiebre cada tarde, no podía dormir por la noche, y frecuentemente experimentaba sudores nocturnos. Como me aconsejaron tomar más tiempo para recuperarme, contesté, "Si descanso más tiempo puedo llegar a volverme un perezoso" aunque pensaba que no me quedaba mucho tiempo, creía que Dios aumentaría mis fuerzas y que debía seguir trabajando para Él. Le pedí al Señor que me diera cualquier trabajo pendiente que tuviera para mí. Cualquiera que fuera la cosa que Él quería que yo hiciera, le pedí que me conservara la vida para hacerlo; por otra parte, me sentía que no había nada de valor en vivir la vida de una forma mundana y terrenal. Podía levantarme de la cama durante un poco de tiempo, pero en el futuro ya no podría hacer eso. En una ocasión Me pidieron que dirigiera una reunión evangelística. Me levanté y le pedí al Señor que me fortaleciera. Mientras iba caminando a la reunión, me obligaron a que me apoyara de vez en cuando contra un poste. Cada vez que hacía eso le decía al Señor "vale la pena morir por Ti." Algunos hermanos que sabían lo que yo estaba haciendo me reprendieron por no cuidar mi salud. A esto yo les contestaba que yo amaba a mi Señor y estaba dispuesto a dejar mi vida por Él. Después de estar orando por un mes, sentí que debía escribir un libro que abarcara lo que yo había aprendido delante de Dios. Mi idea siempre había sido que uno no debe escribir libros hasta que fuera viejo, pero cuando yo consideré que podría estar dejando esta mundo, me sentía que debía empezar a escribirlo. Alquilé un cuarto pequeño en Wusih, provincia de Kiangsu, donde permanecí en silencio y pasaba los días escribiendo. En ese tiempo mi enfermedad se agravó hasta el punto de que ni siquiera podía acostarme. Mientras escribía me sentaba en una silla con una parte de atrás alta y apretaba mi pecho contra el escritorio para aliviar el dolor. Satanás me dijo, "Desde que empezaste a trabajar tus dolores han empeorado, ¿por qué no te mueres para acabar con este sufrimiento?" yo me retorcía de dolor, pero le dije "El Señor me quiere así que ¡vete de aquí!" tardé cuatro meses para terminar los tres volúmenes de "El Hombre Espiritual". Escribir ese libro fue un trabajo de sangre, sudor, y lágrimas. Pensé que iba a perder la vida, pero la Gracia de Dios me sostuvo. Después de completar cada sesión de trabajo de escritura, me decía "Este es mi último testimonio a la iglesia." Aunque el trabajo se hizo en medio de toda clase de dificultades y penalidades, me sentía que Dios estaba extraordinariamente cerca de mí. Algunos se sentían que el tiempo de mi partida estaba cercano. El hermano Cheng me escribió diciendo "Si sigue trabajando así está acelerando el tiempo en que debe abandonarnos." A lo que yo le contesté, los "Amo a mi Señor y seguiré viviendo para Él." Escribí a "El Hombre Espiritual" durante mi larga enfermedad. Cuando estaba listo para la publicación, se necesitaron aproximadamente cuatro mil dólares. No había medios suficientes para costearlo, y le pedí a Dios que se hiciera cargo. Sólo cuatro colaboradores conocieron esta necesidad. Nadie más lo supo. Al poco tiempo el Señor proporcionó cuatrocientos dólares, y nosotros firmamos un contrato con una editorial para que comenzara imprimir el libro. Acordamos que si no podíamos hacer frente al pago perderíamos los derechos de impresión y tendríamos que hacer frente a esa deuda. Oramos para llegar de alguna manera a un acuerdo. En ese momento yo tuve que guardar cama. Siempre que la editorial recibiera el pago, el Señor nos había proporcionado los medios. Confiábamos que el Señor haría frente a esa deuda, la editorial nos dijo, "Sabemos que las personas de la Iglesia cumplen normalmente sus pagos." Cuando se terminó la publicación del libro oré, "Ahora puedes despedir a tu siervo en paz." Ya que mi enfermedad empeoraba.. Ya no podía dormir apaciblemente por la noche, y cuando despertaba me movía continuamente de un lado a otro de la cama. Físicamente, yo era un saco de huesos. Tenía sudores nocturnos, y mi voz se puso ronca. Las personas tenían dificultad para entender lo que decía, aun cuando ellos pusieran su oreja cercana a mi boca. Varias hermanas se daban la vuelta para no verme, una de ellas que era una enfermera veterana siempre que me veía lloraba. Ella testificó "Yo he visto a muchos pacientes, pero nunca he visto uno con una condición tan lastimosa como la suya. Temo que no pueda vivir más que tres o cuatro días." Cuando alguien me contó esto, yo le dije, "Es normal que diga esas cosas, yo mismo me doy cuenta que voy a morir pronto." Un hermano telegrafió a iglesias en varios lugares y les dijo que no había esperanza para mí y que no hacía falta que siguieran orando por mí. Un día que le pregunté a Dios "¿Por qué me estás llamando tan pronto?" le confesé mis pecados y temo que pudiera haber sido infiel acerca de algunos asuntos. Al mismo tiempo le dije a Dios que yo no tenía fe. Ese mismo día me consagré a ayunar y orar y me presenté una vez más a Él. Le dije que haría lo que Él me pidiera. Desde la mañana hasta tres de la tarde que estuve ayunando. Al mismo tiempo los colaboradores oraron juntos en mi favor en casa de la misionera Ruth y en casa de Lee. Le pedí a Dios que aumentara mi fe, me respondió con palabras de las que nunca me olvidaría. La primera frase era, los "El justo vivirá por la fe" (Rom. 1:17). La segunda frase era, "por la fe estáis firmes" (2 Cor. 1:24). La tercera frase era, los "Por fe andamos" (2 Cor. 5:7). Le agradezco a Dios por haberme hecho entender que ya Él me había curado. Pero la prueba vino inmediatamente. La Biblia dice que debemos "permanecer firmes en la fe," pero yo me estaba quedando en cama. Un conflicto se levantó en mi mente: ¨¿Debo levantarme y estar firme en la fe o debo seguir acostado?". Todos nosotros sabemos que a los seres humanos les resulta más cómodo morir en una cama que morirse en otro lugar. Entonces la palabra de Dios se manifestó con poder, e ignorando mis dudas, me puse mi ropa y me vestí, era la primera vez que lo hacía en ciento setenta y seis días. Cuando dejé la cama para estar de pie, sudé tanto que era como si me hubiera empapado de lluvia. Satanás me dijo, "¿seguro que debes permanecer firme cuando ni aun te mantienes sentado?" yo me retorcí "Dios me dijo que estuviera firme," y me puse de pie. Me entró de nuevo un sudor frío, casi me caí. Me repetía una y otra vez, "Estad firmes en la fe, ¡debo estar de pie por fe!" estuve un tiempo hasta que me pude poner mis pantalones y calcetines. Después de tocar los pantalones, me sentaba. Tan pronto me senté Dios me hizo ver que no sólo debo estar firme en la fe, sino también andar por fe. Sentía que sería maravilloso levantarme para poder alcanzar mis calcetines y pantalones. ¨ ¿Cómo podía caminar hasta allí?" Una vez que lo conseguí le pregunté al Señor "¿Ahora donde quieres que vaya?". Él contestó, "Ve abajo, a casa de la hermana de Lee, al número 215." Allí varios hermanos y hermanas habían estado ayunando y habían orado allí por mí durante dos o tres días. Cuando bajaba los escalones, me decía "Estad firmes en la fe, ¡anda por fe!!" Con cada paso abajo, oré, "O Señor, eres Tú quién me hace caminar." Mientras descendía esos veinticinco pasos, parecía que estaba caminando de la mano con el Señor en fe. "Caminar dentro del cuarto era fácil, ¿pero cómo sería andar por el piso inferior?" oré a Dios, "Oh Dios, yo puedo estar de pie a través de fe, y a través de fe yo puedo también andar por el piso de abajo" Inmediatamente, yo fui a la puerta que lleva a la escalera y la abrí. Le digo honestamente que cuando yo estaba de pie a la cima de la escalera me parecía ser la escalera más alta que yo había visto en mi vida. Dije a Dios, "Si Tú me dices que camine lo haré, aunque me muera como resultado del esfuerzo." Pero continué, "Señor, yo no puedo caminar. Te pido que me sostengas mientras estoy caminando." Con una mano sosteniéndome de la barra, descendí paso a paso. De nuevo me entraba el sudor frío. Cuando bajé los escalones, continué clamando, "Estad firmes en la fe, ¡debo estar de pie por fe". Cuando llegué al fin de la escalera me sentí muy fuerte. Abrí la puerta y me dirigí recta hacia la casa de la hermana de Lee. Le dije al Señor, "Desde ahora, viviré a través de fe y ya no voy a ser un inválido." golpeé a la puerta así como Pedro hizo en Hechos 12:12-17, pero sin que Rode abriera la puerta. Cuando abrieron la puerta entré en la casa, siete o ocho hermanos y hermanas me miraron fijamente. Ellos se quedaron mudos e inmóviles. Durante aproximadamente una hora todos nos sentamos calladamente como si Dios se hubiera aparecido entre nosotros. Yo también me quedé sentado lleno de acción de gracias y alabanza. Entonces les conté a todos que había pasado hasta antes de ser sanado. Alegres y jubilosos en el espíritu, todos nosotros alabamos a Dios por Su maravillosa obra. Ese mismo día contratamos un automóvil para ir a Kiangwan en los suburbios y visitar a Dora Yu, la famosa evangelista. Ella se asustó mucho al verme, porque ella había recibido noticias de que iba a morir en breve. Cuando aparecí, yo le parecía como uno que había sido levantado de los muertos. Fue otra ocasión de acción de gracias jubilosa y de alabar al Señor. El domingo siguiente, hablé en la plataforma durante tres horas. Aproximadamente hace cuatro años, fui a una subasta en la casa de un doctor alemán. Al investigar encontré que este doctor fue el que había tomado radiografías de mi pecho hacía muchos años. Sacó tres fotos y me dijo que no había esperanza para mí. Cuando yo le pedí que sacara otra foto, él dijo que no había necesidad de otra foto adicional. Él me mostró entonces otra radiografía de pecho de en la misma situación y me dijo "Este estaba mejor que usted y se murió en su casa dos semanas después de se tomara la radiografía. No vuelva a visitarme, sería una pérdida de tiempo y dinero." Cuando oí esto, yo fui a casa muy sorprendido. Entonces, hace cuatro años, leí un anuncio en el periódico acerca de la subasta de un edificio y mobiliario de un cierto doctor de alemán muy famoso que se había muerto. Cuando yo descubrí que este doctor fue el que había tomado radiografías de mi pecho hace muchos años, alcé a mis manos para alabar al Señor. Yo dije, doctor del "Él dijo que me iba a morir, pero ha sido él quien se ha muerto. Gracias Señor por tú misericordia." Bajo la sangre de Señor yo dije "Este doctor era más fuerte que yo y ha muerto, y yo por la Gracia del Señor sigo vivo." En ese día que yo compré muchas cosas de su casa para guardarlas como recuerdo. Confiando en Dios en cuanto al sustento. En 1923 el hermano Pesa Kwang-hsi me invitó a predicar en Kien-ou al norte de la provincia de Fukien. Yo sólo tenía aproximadamente unos quince dólares en mi bolsillo, un tercio de los gastos del viaje. Decidí salir el viernes por la tarde y continuar en oración el miércoles y jueves. El dinero, sin embargo, no llegó. Oré el viernes por la mañana de nuevo. No sólo no era dinero que necesitaba para el viaje, sino que también sentía que yo debía de dar cinco dólares a cierto colaborador. Yo recordé las palabras de Señor: "Dad y se os dará." yo no había sido un amante de dinero, pero ese día yo amé realmente dinero y encontré sumamente difícil dar. Oré de nuevo al Señor, "O Señor, si realmente quieres que regale esos cinco dólares, haré Tu voluntad," pero todavía todavía me resistía interiormente. Fui engañado por Satanás al pensar que después de orar no tendría que regalar los cinco dólares. Ese fue la única vez en mi vida que lloré encima de dinero. Decidí que obedecería al Señor y le daría los cinco dólares a ese colaborador. Después de que el dinero le fue dado, estaba lleno de alegría celestial. Cuando el colaborador me preguntó que por qué le daba ese dinero, le dije, "No me pregunte, le responderé más tarde." El viernes por la tarde que me preparé para empezar mi viaje. Le dije a Dios, "los quince dólares ya eran insuficientes, y Tú querías que diera cinco dólares. ¿No sigue siendo poco para el viaje? No sabía cómo iba a poder predicar." tomé la determinación de ir primero a Shui-kow a través de vapor y entonces a Kien-ou en un barco de madera pequeño. Sólo gasté un poco para el viaje a Shui-kow. Cuando el vapor estaba a punto de llegar, yo me sentía que si yo no oraba según mis propios planes, el resultado sería mucho mejor. Por lo que le dije al Señor "Yo no sé cómo orar; por favor hazlo por mí." Y agregué, "Si no me vas a dar el dinero al menos te pido que el barco me cobre poco." Cuando llegué a Shui-kow, muchos barqueros vinieron a ofrecerme sus servicios. Uno pidió sólo siete dólares por mi pasaje. Ese precio estaba más allá de toda expectativa; la tarifa usual era más cara. Le pregunté al barquero por qué su precio era tan bajo, y él me contestó, el barco del "Hago contrabando para el magistrado, pero me permiten llevar a un pasajero en el espacio que queda en la popa, para que yo me gane algún dinero más. Pero usted tiene que llevar su propia comida." Al principio, yo tenía quince dólares en mi bolsillo. Después de darle cinco dólares a un colaborador y gastar unos diez centavos para la jornada a través de vapor, siete dólares para el barco de madera pequeño, y un dólar para la comida, me quedaba un dólar treinta cuando yo localicé a Kien-ou. ¡gracias al Señor Él proveyó para mi necesidad en la Obra .
11 Nov 2009
1644
Share Video

Loading...